Columnista invitada

Crisis en Navidad

En días próximos estaremos celebrando una navidad más y para los especialistas esta no será igual, ya que basta con salir a las calles y ver el poco espíritu navideño que hay y que no se había visto reflejado de igual manera en otros años, pues la crisis económica y los problemas sociales no están permitiendo que se disfrute de igual manera.

Comerciantes y empresarios han comentado que no han llegado a las ventas de años anteriores. Y es que recordemos que… en Navidad tenemos más oportunidades que en cualquier otro momento del año para hacer el bien. Durante once meses del año podemos ser bastante apáticos a las necesidades de otros, pero en Navidad nos desvivimos por ser generosos. ¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué razón? Creo que es porque nuestra cultura nos ha inculcado que el verdadero espíritu de la Navidad consiste en dar a los demás.

Esto ha sido no sólo comercialmente exitoso, sino que parece funcionar también a nivel emocional ya que hemos sido educados para que la época navideña este cargada de momentos en los que todos queremos compartir y que implica tener que invertir en la compra de regalos o detalles para familiares, compañeros de trabajo o conocidos.

La Cámara Nacional de la Mujer realizo una encuesta a personas de 18 a 65 años y, todos coincidieron en que disfrutan de la navidad por los regalos que reciben y todas las compras que se realizan en estas fechas; así como de la convivencia familiar, ya que las fiestas decembrinas es cuando se reúnen familias enteras a disfrutar de su compañía y aunque esta será más difícil que las pasadas pues la crisis económica si los afecto por igual, trataran de disfrutarla con sus seres amados. Es importante resaltar que no debemos esperar a que lleguen las fechas navideñas, para brindarle ayuda al prójimo, todos los días del año encontraremos personas necesitas de efecto, y dinero en hospitales, albergues, y hasta en la misma calle, en donde solo tenemos que darnos una “vuelta” y ver a miles de necesitados. Pongamos a reflexionar que en medio de tantos problemas sociales y económicos en nuestra vida actual siempre habrá muchos que tienen muy poco, ¡Mucho menos que nosotros! y que siempre estarán agradecidos de recibir algo., no importando la fecha, la hora o el lugar. No olvidemos que el sentido de la solidaridad es algo que el Mexicano ha demostrado que tener siempres.