Taller Sie7e

Ilusionismo

¿Cómo se rompe la línea entre la realidad y la fantasía?  A veces  nos encontramos  ante un acto que desafía la razón y  surge el asombro.  Hoy que se hace una fotografía de cada instante, ignoro si la capacidad de sorpresa ante una función de magia tenga actualidad. Sin embargo, he visto a niños tomados de la mano de su padre buscando el lugar por donde desapareció Harry  Potter, ellos están trascendiendo de la fantasía a la realidad  por la lectura. De los siete libros de la serie sólo he leído  uno, el mismo que de tanto rodar por manos adolescentes un buen día ya no apareció, afortunadamente este año, la SEP mandó toda la colección para las escuelas. Ojalá que no se queden encajonados. La novela aún les sigue gustando a los alumnos, a pesar de tener el antecedente de la película. La presencia de  lechuzas a plena luz del día, los castillos, el paisaje,  van creando un ambiente misterioso, ¿A quién no le gustan los secretos? Los primeros años de Harry van hacer una verdadera calamidad, vive debajo de las escaleras, soporta a su primo y todas sus indolencias, sentimos el dolor del niño huérfano y la mezquindad  de sus parientes. El pequeño tiene una marca en su frente, indicio de que es un iluminado. Cuando llega la hora de asistir a la secundaria cambia el rumbo de la historia, es el tiempo de asumir su sitio y de conocer su pasado. Ahí entre gruesos muros, pasillos largos, columnas góticas se encuentra  escondida la piedra filosofal, clave de la iluminación espiritual. Los poderes que encierra la piedra es el leitmotiv en la novela,  se enfrentan  la magia blanca  y la negra, en ese mundo fantástico Harry conoce a sus grandes amigos, descubre su fuerza interna: salva la piedra tan buscada. El texto pudiera ser la metáfora de ir dentro de uno mismo para encontrar todo lo que deseamos. La escritora Joanne Kathleen Rowling nos lleva a un universo fantasmal de unicornios, dragones, pócimas, varitas mágicas, capas para hacer invisible a las personas, perros de tres cabezas, escobas voladoras y aceptaremos absolutamente todo como real y hechizante.  Quise comentar este libro porque  Tamaulipas tiene el índice de desaparecidos más alto de México y no hay una escuela de magos o ilusionistas  ¿o me equivoco?  ¡Feliz Domingo! .