Voces Ibero

Visitar nuestro pasado

Añorar el pasado es correr tras el viento

Proverbio ruso


Después de 31 años de que se publicara el primer libro de la serie Los hijos de la tierra, salió a la venta, en 2011, La tierra de las cuevas pintadas, el sexto y último libro. La serie se compone de seis novelas realistas, históricas, muy bien documentadas que se desarrollan en la Europa de la prehistoria durante la Era glacial.Su autora, Jean Marie Auel, (Chicago 1936), realizó estudios en la Universidad de Portland y obtuvo un máster en 1976. Logró en esta historia recrear la forma de vida de los neandertales y el surgimiento de los cromañón. El recorrido prehistórico de la serie nos plantea con gran detalle cómo se dio la evolución humana en relación a la sobrevivencia, la caza, la elaboración de utensilios, la espiritualidad, el inicio de la agricultura, el tratamiento que les daban a las pieles de animales, los tipos y usos de las plantas medicinales, la organización de grupos, los gobiernos, los liderazgos, la domesticación de animales, el arte, etcétera.La autora es reconocida como una de las grandes conocedoras de la evolución de las sociedades primitivas y para la creación de la serie se dedicó a la investigación científica, a la lectura y al análisis de las mejores obras existentes acerca de la prehistoria. Debido a su trabajo ha sido reconocida con varios títulos honoríficos.Los libros de Auel han sido traducidos a 35 idiomas y ha vendido más de 45 millones de ejemplares, motivo por el que su obra ha sido considerada como uno de los fenómenos literarios más sorprendentes en el mundo.Los libros narran la historia de Ayla, una mujer cromañón que a los cinco años de edad perdió a su tribu a raíz de un terremoto y es recogida por el clan del oso cavernario, un grupo de neandertales que busca un nuevo refugio para asentarse. Iza (la curandera) y Creb el mog-ur (el chamán y sacerdote) la toman a su cargo. Al ser expulsada del grupo, Ayla tiene que luchar por sobrevivir y se ve obligada a hacer lo que Iza le sugirió, buscar a los “otros”, a los suyos (los cromañón).La historia de Los hijos de la tierra llega a su fin con la publicación del sexto volumen, La tierra de las cuevas pintadas. En este libro Ayla tendrá que decidir si seguir como un miembro más del grupo, compañera de Jondalar y madre de su hija Jonayla, o convertirse en líder espiritual y curandera de su nuevo pueblo. José Antonio Lasheras, director del museo de Altamira señala que “Jean M. Auel, en la serie de los hijos de la tierra, nos ofrece un relato apasionante; integra con naturalidad objetos, datos, gestos y detalles tomados de la investigación de arqueólogos prehistoriadores”.Los hijos de la tierra es una serie que vale la pena leer; son disfrutables la historia, el trabajo de investigación, la creatividad de la escritora, la descripción que hace de los pasajes, además de que al leerla obtenemos de una manera muy amena conocimientos acerca de nuestros antepasados prehistóricos.La tierra de las cuevas pintadas, Jean M. Auel, Océano-Maeva, España 2011, 800 pp. 


Laura.Parra@lag.uia.mx