Voces Ibero

Conexión

“El futuro de la educación

está profundamente signado

por la tecnología de la infor-

mación venidera. Pero más

aún, por cómo los educadores

y estudiantes utilizan las TIC

para el aprendizaje continuo”.

Stanley Williams



El homo ciborg que plantea Naief Yehya está cada día más presente. Nuestra generación es quizá la más dependiente de la tecnologíaque ninguna otra en la historia.

En México, tanto en la educación pública como en la privada, se invierten grandes recursos económicos para equipar las aulas con pantallas, internet y tabletas que ahora son la novedad en la secundaria pública.

El gobierno federal, a través de la SEPdel DF, invirtió más de quince millones de pesos para comprar tabletas, tal como lo prometió el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, en agosto pasado al inicio del ciclo escolar; dijo que el reto al entregar las tabletas es que “nos va a permitir una actuación integral para mejorar la educación”.

También en esa ocasión anunció que “las tablets tendrán una conexión a Internet todo el tiempo, es decir, las 24 horas del día los siete días de la semana”. Paradójicamente algunos de los hombres del SilliconVally, tanto de Apple o Google, se dieron cuenta de los riesgos que trae consigo la sobreconexión. Varios de ellos se desconectan la mayor parte del tiempo y se autolimitan en el uso de la red.

Por ejemplo Richard Stallman, considerado el gurú del software libre, trabaja desconectado y menciona: “La mayor parte del tiempo no tengo Internet. Una o dos veces por día, a veces tres, me conecto para enviar y recibir mis correos. Releo todo antes de enviar”. 

Estos expertos en nuevas tecnologías dieron un paso más hacia la desconexión y enviaron a sus hijos a escuelas en donde están más en contacto con la naturaleza. Escuelas como la Waldorf de Peninsula, en California, en la que no hay internet, ni celulares, ni computadoras y donde los niños aprenden a coser, a tejer y a hornear.

Los programas de informática se les enseñan a partir de los trece años.

Las nuevas tecnologías de información y comunicación se encuentran cada día más presentes en el ambiente educativo y serán más efectivas si tanto alumnos como profesores aprendemos a utilizarlas a favor del aprendizaje y el desarrollo.

Puede resultar interesante evaluar si en efecto el hecho de tener una tableta e Internet las veinticuatro horas del día nos da como resultado una mejoría en calidad de la educación en nuestro país. 


laura.parra@iberotorreon.edu.mx