GÉNERO EN SU TINTA

Las Mujeres y el Cáncer

El pasado domingo19 de octubre se celebró el Día Mundial de lucha contra el Cáncer de Mama, que es el más frecuente entre las mujeres. Enfermedad que mata a miles de mujeres en el mundo, debido entre otros factores  a la escasa información, a los impedimentos para acceder a los servicios de salud y a los propios mecanismos sociales que construyen la identidad y la sexualidad de hombres y mujeres. Si entendemos que el género ha sido construido por contenidos socioculturales que se dan a las características biológicas que diferencian  a hombres y mujeres estableciendo comportamientos, actitudes y sentimientos masculinos y femeninos, entenderemos que este modelo ha dado como resultado lo situación de represión y ocultamiento del tema de sexualidad en  la mujer. Condición que ha provocado los estereotipos de género a través del arraigo de mitos, dogmas y prejuicios respecto de su propia sexualidad; concepciones impuestas por un modelo social patriarcal.  Y aunque el concepto de género, que tiene que ver con lo que culturalmente se espera acerca de las conductas de mujeres y varones, se ha modificado mucho aún existe un profundo desconocimiento del propio cuerpo en las mujeres y la salud íntima sigue siendo un tabú, menos que antes, pero aún no es un tema del que se hable naturalmente, al menos no en este país. Por esto muchas mujeres se quedan con dudas sobre su cuerpo; nunca se realizan exámenes ginecológicos como el Papanicolaou, la Colposcopía, Ecografías transvaginales, mastografía, mamografía, y hasta una simple autoexploración; siendo tan importantes en la prevención de enfermedades por miedo y vergüenza.En este día en especial y en todo el mes se promueve la detección precoz a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, piedra angular de la lucha contra este cáncer. Se recomienda la autoexploración cada mes una semana después del inicio de la menstruación y si tienes más de 40 años la mastografía. Las mujeres debemos renunciar a los tabúes y prejuicios sobre nuestra sexualidad, a los que aun somos  sometidas en el medio familiar y social. Demandar el acceso a la información y orientación referente al tema, y por otro lado exigir  la disposición de las políticas públicas para mejorar las alternativas de atención a la salud.