GÉNERO EN SU TINTA

Día Internacional de la Mujer

Las Naciones Unidas comenzó a celebrar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo en 1975. La ONU ha realizado conferencias mundiales con el fin de aumentar la conciencia internacional sobre las preocupaciones de las mujeres; dar fuerza a la comprensión, al interés y acción encaminados al adelanto de la mujer en todo el mundo. Se pueden mencionar tres conferencias mundiales que lograron crear valiosas contribuciones entre los movimientos nacionales y la comunidad internacional: en México (1976), Copenhague (1980) y Nairobi (1985).

Posteriormente,  en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer Reunida en Beijing en septiembre de 1995, las y los líderes del mundo se comprometieron con un futuro donde las mujeres gozaran de igualdad, firmada por 189 gobiernos quienes adoptaron la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing encaminada a eliminar los obstáculos a la participación de la mujer en todas las esferas de la vida pública y privada, enfocándose a doce áreas de especial preocupación:La pobreza; el acceso desigual a la educación y la insuficiencia de las oportunidades educacionales; la violencia contra la mujer, la desigualdad en el ejercicio del poder y el la adopción de decisiones, por mencionar algunos. 

Las mujeres partieron de Beijing con muchas esperanzas, con un camino bien trazado hacia la igualdad y compromisos firmes desde las esferas más altas, confiaban en ver todo eso para 2005.

Hoy en día – según la ONU -ni un solo país ha alcanzado la igualdad, si bien hubo ciertos avances en los últimos 20 años, estos se dieron de forma pausada y desigual,la implementación de buenas políticas fue irregular, la asignación de los recursos necesarios para la implementación eficaz fue insuficiente para dotar de fondos a los ministerios de la mujer, a las comisiones de género, a los coordinadores de cuestiones de género y para la elaboración de presupuestos sensibles al género.

Por ello,es urgente fijar un plazo de cumplimiento y llevarlo a término; las mujeres queremos que nuestros líderes renueven las promesas que hicieron; que vuelvan a comprometerse con la Declaración de Beijing, con una implementación acelerada y más audaz. 


laura.roce@hotmasil.com