GÉNERO EN SU TINTA

Consejo General INE: sin equidad

La Cámara de Diputados eligió  a los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), la nueva autoridad electoral del país  formado a partir de la reforma político- electoral que sustituye al Instituto Federal Electoral (IFE). El Consejo, presidido por Lorenzo Cordova,  está integrado por ocho hombres y únicamente tres mujeres, lo que evidencia la falta de compromiso del Congreso de la Unión (CU) con la equidad de género, aunque este órganodebería se quien impulsara acciones afirmativas que consagraran la igualdad entre mujeres y hombres. El CU tiene la obligación de promover   la transformación de una cultura con igualdad de oportunidades para alcanzar una democracia plena, sin embargo, pareciera que han olvidado que una democracia real, libre justa y funcional, no podemos desentendernos  de la igualdad de género. Desafortunadamente  ésta dista mucho de ser una realidad en México, aún persisten factores tanto estructurales como culturales que la obstaculizan.
Tantos años de lucha, no solo de mujeres sino también de hombres,ha servido de poco para garantizar la participación plena de las mujeres.  El problema de fondo son las relaciones desiguales de poder  y  las estructuras que producen esa desigualdad, que impiden un desarrollo en condiciones de equidad. El énfasis se debería de poner en las relaciones de poder entre hombres y mujeres y en la transformación, no solo de las condiciones de vida de las mujeres, sino también de su posición en la sociedad. Es lamentable que se predique a través de discursos y propuestas acerca de este tema, y más lamentable aún, si no existe una consecuencia política y jurídica en la cámara de diputados.Por ahora, la integración del INE es inconsecuente con la igualdad de género y es un inicio amargo para una institución que supuestamente renovaría el sistema democrático de México ¿Se tendrá que acudir nuevamente a los tribunales para exigir la garantía en el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres? No es una opción descabellada, después de todo la Democracia es un sistema de contrapesos en donde los poderes se deben vigilar mutuamente y frenar los excesos que dañan a la Democracia.


laura.roce@hotmail.com