La Tremenda Corte

:: Jalón de orejas

Nos cuentan que la oposición de los vecinos de la colonia Olímpica apoyados por la diputada local Claudia Delgadillo a la ciclovía que se construye sobre la avenida Marcelino García Barragán, llegó hasta la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (Sedatu), que encabeza Rosario Robles, en donde los encargados de Movilidad de la Sedatu, pidieron el apoyo a legisladores del PRI para recordarle a la también dirigente del tricolor en la Perla Tapatía, que la movilidad no motorizada y el apoyo a este tipo de transporte no es ocurrencia de nadie, sino que forma parte de una política nacional emprendida por el presidente Enrique Peña Nieto, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz y los alcaldes del Área Metropolitana de Guadalajara, ahí nomás para que le vaya tentando el agua a los camotes. Por ello esperan que tanto la legisladora como la regidora Ángeles Arredondo le bajen de espuma al chocolate y dejen de oponerse en especial a este proyecto. A hacer proselitismo a otro lado.

 

:: No hay para atrás

Por cierto a partir del próximo año empezarán a verse cambios importantes en la ciudad, en donde poco a poco, diferentes proyectos se irán concretando para cambiar la forma en la que los jaliscienses que habitamos el Área Metropolitana de Guadalajara nos movemos por la ciudad. Y es que al crecimiento de la red estatal de ciclovías se sumará también el nuevo Sistema de Transporte del Área Metropolitana, a la que se integrarán el Tren Ligero y el Macrobús, además de una sensible baja en la inversión de recursos destinados a obras que favorecen el uso del vehículo. Así que una cosa es cierta, no hay marcha atrás en eso del cambio de paradigmas en cuanto a movilidad se refiere, ahora solo esperamos que se cristalice el momento en que decidamos dejar el auto, cosa que aún se ve muy lejana.

 

:: ¿Y el gasto?

El gobierno de Aristóteles Sandoval tendrá que explicar satisfactoriamente a la sociedad para qué contrató a la UNOPS con un pago de 4 millones de dólares y para qué creó un observatorio ciudadano del agua, si dio por bueno el estudio realizado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua sobre los aforos del río Verde. Las consecuencias no son menores, pues con base en este estudio el estado está pidiendo el excedente de agua del afluente de aproximadamente 140 millones de metros cúbicos anuales y de paso reconoce que se llevará 119 millones de metros cúbicos. Y es que al tomar en cuenta solo este estudio deja fuera a los otros dos actores importantes. Si ya tiene una herramienta, ¿para qué las otras dos?

***

Para escuchar…


La pregunta del día

¿Qué deben hacer las autoridades ante protesta de vecinos por las ciclovías?


Envíe su comentario a internet.gdl@milenio.com, a @mileniojalisco en Twitter, y a mileniodiariojalisco en Facebook.Sus respuestas serán comentadas en Milenio radio.