Se dice en La grilla

:Que apenas terminaban los petroleros de festejar el cumpleaños de Humberto Oliva, cuando conocieron la noticia del fallecimiento de Sergio Posadas Lara, ex alcalde de Ciudad Madero y miembro de la dirigencia nacional del STPRM.

En una entrevista que se le hizo a finales de abril de 2008, al entonces alcalde se le preguntó, ¿qué hará después de que entregue la presidencia municipal? Siendo ésta su respuesta: “Me voy a regresar a la ciudad de México, a mis labores como representante del Consejo General de Vigilancia ante Pemex, donde tengo mi oficina, pero uno no es dueño de su destino”. A casi ocho años de entonces, sobrevino su deceso.

:Que el reloj electoral no sabe de “guardarse” por la espiritualidad de la Semana Santa y tampoco de irse de vacaciones en estas fechas, pues camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Así las cosas, los panistas se preparan para acompañar mañana miércoles a su candidato Francisco García Cabeza de Vaca a su registro ante el Instituto Electoral de Tamaulipas y esperar la validación del árbitro para arrancar campaña.

:Que no será el único, pues también ya se andan alistando los perredistas tamaulipecos para acompañar a su candidato Jorge Valdés Vargas a que oficialice su nombre ante el Instituto Electoral de Tamaulipas.

:Que el fallecimiento de Sergio Posadas Lara fue ocasión para reunir parte de los funcionarios en su funeral, que junto con él trabajaron en su administración y con ello recordar viejas anécdotas que vivieron estando en gestión. Entre las personas que hicieron presencia fue el ex tesorero Ricardo Pérez Monsiváis, el ex síndico Adrián Díaz, el ex secretario del Ayuntamiento Florencio Bonilla Barrios y la entonces regidora Montserrat Arcos Velázquez, todos ellos para darle el último adiós.

Por cierto, a quien de plano no le avisaron que estaban reunidos varios políticos para acompañar a la familia del ex edil maderense fue a Pilar Garza, anteriormente titular de la Oficina Estatal del Empleo, quien al no ver a nadie así como llegó a la funeraria entró y se salió. Prácticamente pasó desapercibida pues nadie de los personajes presentes la voltearon a ver, al menos para saludarla.

:Que pese a estar en pleno período vacacional de Semana Santa, a quienes no se les localizó fueron a los empleados de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo de Altamira. Como que aprovecharon el día de asueto y dejaron los módulos de información turísticas vacíos, sin nadie que diera atención a los paseantes que se dieron cita en la Laguna de Champayán. Se unieron a los casi 2 mil empleados del municipio que se fueron a descansar, aún y cuando varios ciudadanos acudieron a la presidencia municipal y al complejo de gobierno “La Retama” para realizar algunos trámites.