Se dice en La grilla

:Que la solemnidad que debe caracterizar las sesiones del Poder Legislativo, se rompió en Altamira, donde lo populachero se impuso y más que una asamblea de trabajo del Congreso del Estado parecía un mitin político con acarreados y toda la cosa, pues hasta porra llevaron algunos legisladores, lo que reflejó falta de seriedad.

Hubo una manifestación de colonos que exigían vivienda, aunque comparado con lo que sucedió el año pasado en la sesión itinerante que tuvieron los diputados en Tampico eso debió ser un día de campo para los legisladores, quienes esta vez no tuvieron que sudar la gota gorda ni esconderse, y no precisamente porque en Altamira no haya problemas de inseguridad, sino porque la apatía y el hartazgo ciudadano son tales que ya todos quieren mejor evitar la fatiga.

:Que por cierto, dicen que no hay borracho que coma lumbre, tal vez por ello es que el “pastor” de los diputados Ramiro Ramos Salinas, dio marcha atrás en la pretensión de subir las tarifas según el confort del transporte público. Y es que en plena época electoral, era un riesgo lastimar los, bastante lesionados bolsillos de las masas que el 7 de junio van a ir a votar.

:Que la secretaria altamirense Griselda Carrillo estuvo presente en la sesión ordinaria del Congreso de Tamaulipas, acompañada de su esposo y también funcionario Enrique de Hita. Ahí desde su asiento no perdió detalle del evento, y de vez en vez soltaba un suspiro tal parece que recordando aquellos años en los que ocupó una curul como representante de Altamira en la máxima tribuna de la entidad.

:Que la presencia de la diputada de Nueva Alianza, Irma Leticia Torres Silva, causó división entre las líderes de Altamira que fueron acarreadas a la sesión del Congreso del Estado, y es que mientras unas le gritaban “golondrina” y se pusieron de acuerdo para no aplaudirle, hubo otras le dieron su apoyo, lo cual casi provoca que el asunto pasara a una discusión acalorada.

:Que el que se quiso lucir fue el priista Carlos González Toral, pues en asuntos generales pidió la palabra para hacer un reconocimiento a Altamira por ser la sede esta ocasión, y como ya lo tenía preparado hizo sonar la canción “¨El Mil Amores” por un rato en plena sesión.

:Que casi abuchean a Eduardo Hernández Chavarría, pues el legislador interrumpió una entretenida discusión (quizá lo mejor de la sesión) entre el perredista Jorge Valdez y el panista Juan Martín Reyna García, para terminar leyendo un aburrido informe del Instituto Metropolitano de Planeación del Sur de Tamaulipas (IMEPLAN), con logros que el organismo tuvo hace ya varios años, pues cabe señalar que el mismo titular, Jaime Organista Barba, ha confesado que en este momento no están elaborando nuevos proyectos para la región.