Se dice en La grilla

:Que siguen “charaleando” en el Congreso del Estado por incumplir las normas que regulan el manejo de los recursos públicos. Y es que volvieron a multar a funcionarios de pueblitos que no cumplieron  con su corte de caja financiero durante varios meses de 2014. Alcaldes, tesoreros y síndicos tendrán que pagar sus omisiones.

La Auditoría Superior del Estado multará con 400 a mil 200 días de salario mínimo a servidores públicos de once municipios que fallaron al no enviar sus reportes de varios meses del año pasado, siendo los casos de Aldama, Burgos, Casas, González, Guerrero, Llera, Mainero, Méndez, Miquihuana, San Carlos y Xicoténcatl. La pregunta es hasta cuándo los alcaldes y tesoreros de los ayuntamientos grandes van a ser acreedores a una sanción, pues es donde está la mayor rebanada del pastel, o sea los presupuestos más grandes.

El día que caiga un tiburón, o que por lo menos le den un jalón de orejas públicamente, quizá ese día se reconozca que el Congreso está cumpliendo su chamba de fiscalizador.

:Que una de las delegaciones federales donde mayor preocupación hay por los ajustes financieros es en la Sedatu, pues según el titular Sergio Guajardo, el recorte se dio en el pago al personal, al grado que tuvieron que regresar los teléfonos móviles y unidades arrendadas a las oficinas centrales. Vaya golpe.

:Que el conflicto entre un grupo de oferentes del mercado rodante de Germinal y el Ayuntamiento de Tampico dejó en evidencia lo limitado que andan algunos funcionarios para lograr acuerdos. Por ejemplo, el jueves por la noche se habló que el secretario Juan Carlos Ley Fong hablaría con ellos, pero terminó dejando la encomienda a un inspector de Obras Públicas y un notario. Lo que se cuestionó es que el segundo al mando en la presidencia municipal estuvo varias horas encerrado en su oficina antes de enviar a dos empleados ante los comerciantes.

:Que quienes han acudido a la oficina de la Delegación de Transporte Púbico en la zona sur no solo soportan la larga espera para que el personal lo pueda atender, sino también los olores que emana el recinto, algunos de ellos hasta insoportables para el olfato de las personas. Tanto usuarios como concesionarios muestran su molestia ante los empleados como sucedió ayer, destacando que estaba ausente el titular Héctor Morales Mireles.

:Que la sesión de cabildo celebrada ayer por la tarde en Altamira terminó alargándose a causa de la lectura del reglamento de mercados, que fue leído en sus 80 páginas por la regidora panista Linda Emigdia Juárez Fernández, aburriendo a toda la comuna. Pero eso no fue todo, los ediles Dora Alicia Belfort y Evelio Licona discutieron con el secretario del Ayuntamiento Pedro Zaleta por no recibir el documento antes de su discusión, haciendo más tediosa la reunión.