Se dice en La grilla

:Que después de concluir el periodo ordinario de sesiones y haberse ido a pasar las fiestas de Navidad y Fin de Año con  un jugoso aguinaldo, los diputados locales se han dado a la tarea de dar y regalar en sus distritos, ¿será por la emotividad de la época o porque tienen aspiraciones políticas?

Parece ser que Santa Claus se va a quedar corto en comparación con los legisladores, según se ve en la propia página del Congreso del Estado que hace difusión de la generosidad de sus diputados.

:Que por ejemplo el legislador por Victoria, Ricardo Rodríguez, quien por cierto es hijo del ex procurador geñista Jaime Rodríguez Inurrigarro, ofreció una posada navideña y entregó becas a estudiantes de distintos niveles educativos.

A su vez, el tampiqueño Eduardo Hernández Chavarría regaló aparatos electrónicos y pintarrones en escuelas, así como una pantalla en un asilo. Si bien es parte de su trabajo como representantes populares, ¿será que tengan que estarse haciendo promoción?

:Que se hace evidente que Homero de la Garza Tamez no termina por digerir el golpe mediático que representó la presunta acusación que se levantó en su contra en los Estados Unidos, y es que el secretario de Desarrollo Social del gobierno del estado se ha mantenido ausente de diversas actividades donde se hacía notar.

Por un lado, se le ha visto muy poco en recientes eventos de la dependencia, así como en giras de trabajo por los municipios. Prácticamente se la ha pasado encerrado en su oficina en la Torre Gubernamental donde sigue operando la secretaría a su cargo. Pero donde más desaparecido ha estado es en redes sociales.

Muy activo en Twitter y Facebook, donde reportaba con todo y fotos al instante dónde se encontraba y qué trabajo realizaba todos los días, actualmente Homero ha reservado demasiado sus publicaciones. Por ejemplo, si en promedio se reportaba al menos tres veces al día, en la última semana solo se le conoce una reunión con su grupo de trabajo.

:Que en los cabildos del sur de Tamaulipas será todavía más notoria la ausencia de los ediles durante las vacaciones de la temporada, pues se fue anunciando en los últimos días que a lo mucho 3 de los 21 regidores realizarán guardias en las oficinas de la presidencia municipal de Tampico y Ciudad Madero, y el resto se irá a gozar de Navidad y Año Nuevo.

En el caso del puerto, el único que garantizó que atenderá peticiones y estará al tanto de lo que suceda es Julián Zorrilla, como también un par de compañeros de la comuna, todos ellos de oposición. En  Ciudad Madero, Juan Manuel Herrera Melo, Francisco Castañeda y Salvador Cervantes Amieva continuarán en sus labores.

Lo extraño es que la mayoría ya adelantó del asueto, pues desde el lunes que no aparecen, al menos lo que han sido “regulares” en cuanto a asistencia y desempeño, y otros siguen ausentes desde hace varios meses, o inclusive, desde que arrancaron las administraciones actuales.