Se dice en La grilla

:Que la alcaldesa de Matamoros Leticia Salazar reaccionó con sorpresa al saber sobre la gira de trabajo que realizó este jueves por la mañana y mediodía el gobernador Egidio Torre Cantú junto con el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, el coordinador de Puertos Guillermo Ruiz de Teresa y el secretario de Marina Vidal Soberón.

La edil dijo no estar enterada del encuentro de funcionarios federarles y estatales como del recorrido, ya que no recibió notificación alguna de ambas partes. Lety atendió un encuentro con su homólogo de Brownsville, Texas.

:Que la forma en cómo se dio la votación para elegir a los consejeros de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas por poco y deja fuera al ex alcalde de Tampico Nicanor Fernández Cabrera como uno de los propietarios, y es que fue quien menos simpatías tuvo en el proceso que se efectuó el miércoles pasado en el Congreso del Estado.

El detalle fue que los diputados decidieron hacer cambios de último momento, a fin de que no se viera tan evidente quiénes serían los titulares y que no se presentara a malas interpretaciones. Al final, el también delegado de la Canaipesca fue aprobado por el pleno legislativo junto con cinco personas más para la nueva encomienda.

:Que el cambio en la coordinación del Grupo Parlamentario del PAN Tamaulipas en el Congreso de la Unión no obedeció más a un asunto de resultados, sino más bien a un trasfondo político al interior de la militancia blanquiazul en la entidad. De ahí, se entiende el porqué José Alberto López Fonseca decidió quitar a Humberto Prieto y nombrar a Carlos García González y Marcelina Orta, legisladores que han entregado pocos resultados en su trabajo en San Lázaro, pero que terminan siendo los más beneficiados, aunque de forma casi fortuita.

:Que los regidores de Altamira comienzan “a picarse los ojos”, lo que ha traído divisiones. En la pasada reunión se notó la cara que puso el presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, Alberto Saucedo, cuando el síndico segundo Jorge Dimas se le adelantó y pidió a la dependencia una copia del dictamen emitido por la Sedatu para hacer un cambio de uso de suelo, y peor aún, lo expuso de manera pública. Lo dicho, en la administración cada quien hace lo que se le da la gana, y pareciera que al alcalde Armando López se le sale de control.

:Que a algunos dirigentes de los trabajadores del volante  les cuesta mucho hablar del tema del transporte público, como es el caso del ex regidor de Altamira, Oscar Luna Loya, quien sobre el tema del subsidio al costo del pasaje no tiene problemas al responder, pero cuando se trata de la modernización, la aparece un exceso de tos del que no se recupera, hace que no, y aprovecha para sacarle vuelta al asunto.