Se dice en la Grilla

:Que la peor orfandad del priismo tamaulipeco, quedó de manifiesto esta semana cuando ninguno de los personajes que se mueven en la máxima tribuna del país, salieron a respaldar a los legisladores locales de su partido en el espinoso tema del aumento al impuesto sobre la nómina y lo que es peor, el endeudamiento por mil millones de pesos que los panistas autorizaron a Cabeza de Vaca a pesar de que las finanzas del estado están quebradas y aún cuando los azules, despotricaron contra el crédito de 6 mil millones de pesos contraído por Eugenio Hernández hipotecando el ISN a treinta años. Parece que de nada sirven las reuniones que diputados federales y locales del PRI han tenido para empatar agendas, ya que los primeros, dejaron solos a estos últimos.

:Que habrá que preguntar al coordinador de la bancada tamaulipeca del PRI Edgardo Melhem Salinas por qué no le entró al tema, lo mismo a Alejandro Guevara Cobos, Paloma Guillén Vicente, Esdras Romero Vega, Miguel González Salum, Esther Camargo de Luebbert, Yahleel Abdala, Montserrat Arcos y, sobre todo a Baltazar Hinojosa Ochoa, pues sería interesante conocer cómo le hubiera hecho él frente a la crisis financiera en que se recibió al estado y si también hubiera optado por clavarle más el diente a los señores que generan las fuentes de empleo.

:Que en días pasados, quien hizo un “pancho” en el evento del encendido del pino navideño en Madero, fue la regidora Ibeth Quinta, y es que pese a que los ediles tenían designados sus lugares, ella a fuerza quería sentarse en la primera fila, invadiendo los sitios de los mandos de seguridad y autoridades estatales y municipales, situación que resultó bochornosa porque llegó tarde y exigiendo un sitio que no le correspondía, obstruyendo además protocolos de seguridad. Dicen que la regidora se asume muy influyente, pues dice ser recomendada del secretario general de gobierno, César Verástegui.

:Que otro más en la lista del PAN en Madero que le anda pegando a una candidatura para el 2018 es el secretario del Ayuntamiento Juan Torres Sáenz, y para mostrarlo, es quien decide qué se hace y qué no en el municipio, sin importar si tiene la aprobación del alcalde o de los propios ciudadanos. El tema es que anda promoviendo su imagen, y para ello autorizó empleos temporales con la garantía de que va en un año y medio a la contienda, siempre y cuando no lo designen presidente municipal sustituto. El Cabildo ya lo aborrece y lo único que piden es que se vaya.

:Que será hasta enero que tome posesión cuando se conozcan los proyectos de Eduardo Manzur, nuevo presidente del CIESTH. Ayer fue elegido y como sucedió hace un año con José Luis Sánchez Garza, prefirió no opinar, sabiendo que hay muchos temas como el Impuesto sobre la Nómina y la división con el CEM.