Se dice en La Grilla

Que dicen que el presidente del Congreso del Estado, Ramiro Ramos Salinas, en las últimas semanas habría estado dando explicaciones a propios y extraños sobre la falta de iniciativas por parte de la bancada priista. Y es que para el “pastor” legislativo, la productividad parlamentaria no se mide en función del número de éstas, sino de la calidad de las mismas y que sean viables.

Luego de que cuando terminó el primer periodo ordinario de sesiones, una de las cosas que más llamó la atención fue la falta de propuestas de la bancada mayoritaria, Ramiro justificó que no se trata de presentar ocurrencias, sino proyectos serios y sustentados. Será el sereno, el caso es que los diputados priistas se han quedado muy atrás en comparación con el resto, Alfonso de León Perales de Movimiento Ciudadano, Arsenio Ortega del Partido del Trabajo, los legisladores panistas y hasta los aliados del tricolor, Nueva Alianza y Verde Ecologista han tenido más aportaciones que los del PRI, lo cual se nota bastante.

Que los diputados locales del sur Olga Sosa y Eduardo Hernández Chavarría sobresalen del resto de sus compañeros de zona, pero la presencia que tienen en diferentes ventanas de exposición pública, que raya en lo exagerado.

A Olga y Lalo no se le conoce un proyecto legislativo, ni tampoco en sus declaraciones se nota un compromiso por sus representados, pero si de fiesta se trata, ahí sí tienen presencia y hasta lo divulgan por diversas plataformas de comunicación.

Que desde la Cámara de Diputados habría un exhorto al Congreso de Tamaulipas para que hagan reformas a la Ley Estatal de Transparencia, a fin de que la ciudadanía tenga más y mejores herramientas para poder acceder a datos y gastos que la autoridad estatal y municipal realizan. Lo extraño es que nadie de los legisladores de la entidad se está colgando de este exhorto, quizás porque están en estos momentos andan gozando en un merecido descanso, o por otro lado, no quieren verse mal por no estar enterados por completo del tema.

Que a Carlos Paniagua Arias le ha tocado mucho trabajo en el arranque de esta administración, aunque el detalle que enfrenta el ahora director de Ecología del Ayuntamiento de Tampico es el rescate de muchos de los programas enfocados al cuidado al medio ambiente en el puerto que se lanzaron durante el trienio de Magdalena Peraza Guerra, pero que no fructificaron. Y vaya que hay pendientes que tiene por resolver en los siguientes meses el funcionario militante del Partido Verde en el municipio, como el dragado a la Laguna de Carpintero, la vigilancia al vaso lacustre donde persiste la pesca furtiva, como la recolección de la basura electrónica y pilas, entre otras actividades más.

Que no solo la ausencia de funcionarios ha sido una principal tónica en las presidencias municipales de Tamaulipas, también son las pocas ganas de hacer declaraciones ante los medios locales. Un ejemplo pasa en Ciudad Madero, donde el regidor de la Comisión de Seguridad Juan Manuel Herrera Melo no quiso ahondar en el tema de la certificación de los policías locales, pues es un asunto que “no le corresponde” y que debe ser tocado solamente por las autoridades estatales.