Se dice en La Grilla

Que todo se encuentra listo para que Maki Ortiz rinda su primer informe de labores en el Senado. Lo curioso del caso es que lo haga desde los dominios de Carlos Canturosas. Será este lunes 16 de diciembre a las cuatro de la tarde en el Centro Cívico de Nuevo Laredo.

No se sabe exactamente qué es lo que va a informar la doctora, pero bienvenido el informe tratándose de una de las representantes de Tamaulipas en la Cámara Alta, habría que escuchar también a sus compañeros Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Manuel Cavazos Lerma, aunque en el caso de este último no es probable que comparezca a rendir cuentas de nada.

Se supone que el alcalde de Nuevo Laredo, será el primer invitado de honor de Maki, lo cual llama poderosamente la atención de los observadores políticos, ¿será que se trata de una señal de acercamiento entre estos dos personajes que al interior del PAN se consideran candidatos naturales a la postulación albiazul por la gubernatura del estado? Habrá que estar atentos a los mensajes entrelíneas.

Que pese a las diferencias que hubo como la aprobación de las cuentas públicas sin revisión alguna y el tema de la tenencia, los diputados del Congreso del Tamaulipas terminaron el primer período ordinario de sesiones sin reproches. Al menos la bancada del PAN que encabeza Oscar Rivas Cuellar dijo sentirse satisfecha, aunque dejando entrever que hay un pendiente por resolver con el PRI para el próximo año, que entre todos los partidos se rote la presidencia mensual de la mesa directiva.

Que los diputados locales de la zona sur tendrán una reunión en un conocido restaurante de comida huasteca en la zona centro de Tampico. La invitación la realizaron durante el transcurso de ayer, y estiman acudan todos los legisladores que representan a los cuatro distritos, aunque sin dar a conocer los temas que estarán abordando.

Que en voz alta nadie en los municipios tamaulipecos se ha quejado por la reforma que se hizo a las reglas de operación del ramo 033, donde se establece que los municipios ya no tocarán un peso del dinero que destina la federación para obras de infraestructura mediante los programas Fismun y Fortamun, que de forma general se aplican para pavimentar. Ahora el Ejecutivo federal enviará la obra incluso ya licitada, es decir, los ayuntamientos presentarán sus proyectos y la federación les enviará la constructora para que se ejecute la obra.

En los pasillos de los ayuntamientos se habla de que descubrieron que alguien ya estaba siendo favorecido con esos recursos, o definitivamente que alguien de arriba quiere sacar provecho. Lo único cierto es que si antes la llegada del dinero se demoraba, ahora con la licitación de la obra y el concurso tardarán mucho más, pero además se dejarán de contratar a las empresas del estado y de nueva cuenta el ramo local no será tomado en cuenta.