Se dice en La Grilla

Que dicen que el mensaje de unidad que desde las alturas del PRI se recomendó dar en el tricolor tamaulipeco, parece estar en duda luego de que los otros políticos que aspiraban dirigir al partido, no acompañaron a Rafael González Benavides a su registro para la dirigencia estatal.

Las lecturas vuelven a ser las ausencias. Probablemente Antonio Martínez, Óscar Almaraz Smer y Manuel Muñoz Cano estén ensayando una porra para Rafa con todo y pompones para el día de su toma de protesta y puedan alcanzar o por lo menos aparentar la cohesión necesaria para enfrentar los retos de la elección de 2015 y 2016. Y es que si no tienen poder de convocatoria con sus propios compañeros de partido, ¿podrán tenerlo con los ciudadanos?

Por cierto que, si Ramiro Ramos Salinas dejó ese cargo partidista para dedicarse por completo a sus tareas en el Congreso del Estado, y el propio Rafael González Benavides renunció a la Secretaría del Trabajo para hacerse cargo del PRI estatal, ¿su segunda de a bordo, la diputada local Aída Zulema Flores Peña, dejará la curul para cumplir su encomienda como nueva secretaria general del tricolor en Tamaulipas?

Que a los nuevos funcionarios públicos de Tampico se les está complicando precisamente eso, ser servidores de la sociedad tampiqueña, sobre todo en temas de interés colectivo, los que tratan con los dineros y los bienes que son de todos y a ellos se les encarga administrar. Cuando se les pregunta sobre algún tópico relacionado con lo anterior, pasan saliva y responden nerviosos que no están facultados para atender, pero eso sí, cuando hay que leer comunicados que son acciones de su trabajo, por el que cobran muy bien, ahí sí tienen respuesta, y no temor, ni nada parecido.

Que dentro del ayuntamiento de Altamira señalan que la persona que está detrás de los movimientos de personal, incluyendo en dependencias estatales, es la secretaria de Desarrollo Social, Griselda Carrillo. El mayor trascendido por los pasillos de la presidencia municipal es que la ex diputada local está instalando a sus colaboradores cercanos, a fin de ir preparando su proyecto personal. Esto ha provocado que el actual legislador Carlos González Toral (quien es otro candidato a suceder en tres años a Armando López) mantenga un perfil bajo, pues no se anima a entrarle directo a la contienda con Griselda.

Que existe agitación en el campo cañero de Pánuco ante el retraso en el pago de subsidios por la crisis azucarera. Mientras en otros estados ya se cubrió al apoyo, en la zona del Norte de Veracruz ningún productor lo ha recibido y las diligencias de las organizaciones a cargo de Ramón Rivera y Teódulo Gea se deslindan del retraso, señalando directamente a Sagarpa, y considerando que esta situación puede detonar inconformidades en más de tres mil productores. Por lo pronto, los productores se quejan que nadie de los legisladores de la región aborda el tema.