Se dice en La Grilla

Que más que de buena madera, Joaquín Hernández Galicia se consideraba a sí mismo hecho de acero. Con 91 años cumplidos y un tercio de su vida habiendo liderado el sindicato petrolero, La Quina sin embargo, tenía ayer una cita con el destino. A muy temprana hora del lunes ya no pudo seguir luchando contra la muerte, el ex líder petrolero había fallecido.

Con rostro de enfermedades que lo iban minando poco a poco, la muerte parecía estar acechando a Joaquín desde hace tiempo. Con su deceso terminó de escribirse la historia de su vida. Se acabó la materia, más no la polémica. Según dijo una ocasión a Milenio Televisión, Díaz Ordaz “por poquito” lo mata. Carlos Salinas de Gortari lo encarceló “por no cuadrársele” y en prisión intentaron asesinarlo cinco veces, pero lo salvaron “los narcos”.

Controvertido de principio a fin, Hernández Galicia siempre negó ser corrupto y asesino. De él se decía que era el último eslabón del charro sindical. Aseguraba que los petroleros aún lo escuchaban, pero el mito de su influencia política en Madero terminó por caerse cuando en los  comicios de este año, su hijo Joaquín Hernández Correa intentó gobernar por segunda ocasión el municipio y terminó en un tercer lugar de la votación.

En su momento, ese episodio dio mucho de qué hablar, ya que La Quina declaró que su hijo no había sido un buen presidente municipal, por lo que reprobaba su nueva participación y no le daría su voto. En principio, Hernández Galicia apareció dando su apoyo a la candidata del PT, Irma Flores Treviño, pero al final se dejó ver en un mitin político de Joaco, haciendo público el respaldo a su hijo.

Que quienes acudieron a la misa que la familia Hernández Galicia realizó en la tarde con los restos de Joaquín, se observó al ex alcalde de Tampico Álvaro Garza, la ex edil de Pueblo Viejo Reyna Enith Domínguez, el ex secretario del ayuntamiento maderense Armando Montelongo, así como Juan Manzur y el ex delegado de la PGJE, Enrique Aragón.

Que apenas llegó a la zona sur y los funcionarios locales no perdieron el tiempo para sacarse la foto con el futbolista Iván Ochoa, quien destacó dentro del equipo mexicano que fue subcampeón en el Mundial Sub-17 en los Emiratos Árabes Unidos. El muchacho atendió todas las invitaciones, y señalan que todavía tendrá otro encuentro pero en Ciudad Victoria, el cual se daría esta semana. Iván y el resto de sus compañeros recibirán mañana un reconocimiento en el Estadio Azteca previo al juego entre México y Nueva Zelanda, rumbo a Brasil 2014.

Que ante la llegada de El Buen Fin, en los municipios como en el gobierno del estado están viendo cómo adelantarse el aguinaldo a sus empleados, tanto sindicalizados y de confianza. Su intención es que participen en la promoción que lanza la iniciativa privada, pero le andan rascando a las arcas.