Se dice en la Grilla

Que la gran sorpresa que se llevaron los priistas de Tampico fue la reaparición de la maestra Magdalena Peraza Guerra en la posada que organizó este martes el Comité Directivo Municipal por la tarde en un salón de la zona centro. Acompañada del dirigente local José Antonio Marín, de la diputada Federal Paloma Guillén, el representante del Comité Estatal Ernesto Gutiérrez, los regidores, directores y empleados del Ayuntamiento de Tampico, se terminó robando el show desde que llegó hasta que concluyó el evento que terminó con gente sin alcanzar mesa.


Que lo que generó la ovación hacia la alcaldesa porteña fueron dos mensajes. En el primero felicitó a los asistentes por la Navidad y deseo “un año nuevo de paz, amor, salud… y de triunfos”. Minutos más tarde, Magda pidió a los líderes de colonos “hacer la parte que a cada uno le corresponde, dar el máximo esfuerzo, pero jamás hay que olvidarse de ser agradecidos y sobre todo, leales”, causando gritos de los seguidores del tricolor. Dicen que la presencia de la edil marcó con su asistencia sus aspiraciones rumbo al 2018, y a quien vieron muy sonriente fue a Marín, pues la mera presencia de la actual munícipe fue un cañonazo para la concurrencia del Revolucionario Institucional.


Que ayer en la posada del Partido Acción Nacional en Ciudad Madero, se escuchó llegar a los regidores de ese partido quejándose por haber tenido que cooperar para la rifa de regalos. Y eso que son de los más beneficiados por el triunfo del 2016 en ese municipio. Por cierto, ahí andaba el diputado local Joaquín Hernández Correa muy sonriente y saludador con los asistentes a la fiesta efectuada en el Maeva y especialmente con la dirigente local del albiazul Esther Lozano y su marido, el exsecretario del Ayuntamiento Juan Torres.


Que en la repartición de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social, el partido de Andrés Manuel López Obrador está apostando por contender en los distritos de la zona sur del estado, el 7 de Madero y el 8 de Tampico, en donde hasta ayer continuaban analizando los perfiles y no había nada para nadie, aunque hay quienes dicen estar amarrados, por lo que lo más seguro es que aquellos que levantaron la mano tendrán que seguir comiéndose las uñas en Navidad y Fin de Año.


Que integrantes del Cabildo de Tampico se han ido a revisar los pendientes de sus comisiones como los puntos que se van abordando previo a las sesiones fuera de sus oficinas, tomando los cafés cercanos a la presidencia municipal como el sitio de encuentro. Según mencionan, ya no hay la tranquilidad suficiente en su sala ante las peticiones de la ciudadanía, la entrada y salida de personal, incluso de que hay compañeros que interrumpen las juntas para cuestiones sin sentido. ¿Sabrá de esto Magdalena Peraza?