La benemérita opina

¡Viva Juárez, mil ecos repitan!

Reza el glorioso Himno al Benemérito de las Américas: Benito Pablo Juárez García... ¡Viva Juárez, mil ecos repitan!, porque Juárez la Patria nos dio y ya rotas las férreas cadenas, imponente tirano partió. Hoy la América entera contempla, al campeón de la Santa igualdad y si Europa otro Juárez tuviera, cantaría también libertad.

México y Jalisco, han tenido hijos brillantes: Francisco Javier Gamboa, Ignacio Ramón Prisciliano Sánchez Padilla, José de Jesús Huerta, Josef Mariano Fausto Andrés Otero Mestas, José María Valentín Gómez Farías, Ignacio Luis Vallarta Ogazón, entre otros, maestros liberales, republicanos y federalistas del gran Juárez.

Jalisco y Guadalajara, han tenido hijos ilustres en todos los aspectos, políticos, económicos, sociales, jurídicos, religiosos, culturales, artísticos y en los espectros del conocimiento, de la cultura, las ciencias, artes y demás áreas.

Juárez, quien estudió y siguió muy bien las ideas de los liberales jaliscienses, las aplicó, como lo es la idea de la República, el gobierno de todos, para el beneficio del pueblo; además, el esquema de Estado y de Gobierno Federal; así, el gran defensor de la República Federal, lo fue Juárez, quien siguió las ideas de Prisciliano Sánchez, Gómez Farías, Mariano Otero, Ignacio L. Vallarta, entre otros próceres de nuestra amada Patria: Guadalajara, Jalisco y México.

Así, los fundamentos del Estado de Jalisco, se establecieron desde la primera Constitución del Estado, del 18 de noviembre de 1824, en donde se expresó, en sus primeros tres artículos que Jalisco es libre e independiente de los demás Estados de la República y del mundo, como el de Oaxaca, otro Estado pionero del federalismo; que los negocios de la Federación de México, el Estado los delega al Congreso General de todos los Estados que integran la Confederación.

En su artículo octavo, la Norma Rectora de Jalisco de 1824, señala que todo hombre que habite el territorio de Jalisco, goza de los derechos imprescriptibles de libertad, igualdad, propiedad y seguridad; así, Jalisco fue y es vanguardia federal e internacional.

La propia Constitución de Jalisco, en 1824, en su título sexto, referido a la Educación Pública, en tres artículos, se estableció que en todos los pueblos del Estado, se ubicarían escuelas de primeras letras, que enseñarían a leer, escribir, contar, el catecismo de la religión cristiana, con una explicación de los derechos y deberes del hombre; que además, la instrucción pública, comprendería la enseñanza de las ciencias y artes útiles al Estado y que se formaría un plan general de instrucción pública, para facilitar y uniformarla a toda la niñez, plan que se realizó en 1826 por el entonces Gobernador Ignacio Ramón Prisciliano Sánchez Padilla, otro proyecto pionero de México.

Así, recordar a Juárez, Prisciliano Sánchez, el constitucionalismo, federalismo, la República liberal e independiente, el municipalismo; que el respeto, entre los individuos, como entre las naciones es la paz, son valores y principios defendidos con la vida por quienes debemos recordar, debe enorgullecernos, unirnos de manera fraternal y seguir dichos ideales humanistas, para ser mejores personas, que así sea.

José de Jesús Covarrubias Dueñas