La benemérita opina

¡Salvemos a Los Colomos! Interés Público versus interés de alguno (s)

En estas épocas en que todo se compra y todo se vende, hasta la dignidad, los riñones, la sangre, las personas, los niños, las mujeres; en que se siguen los procesos de privatización o de explotación por particulares o extranjeros de lo que le pertenece a la nación, como los hidrocarburos, minerales, litorales, centros históricos, aguas, bosques, selvas y todo tipo de recurso que no le pertenece a una persona en particular, sino a la nación, al planeta, es decir, ninguna persona puede decir que es dueño del país o del planeta.

Sin embargo, existen muchas personas, enfermas de poder, político y económico, que van de la mano y aprovechan dicho poder para imponer sus condiciones y hegemonías a la población, hasta los medios de opinión pública, hacen apología de los delincuentes; engrandecen a criminales en lugar de enaltecer a las personas honradas que bastantes hay; en muchas ocasiones, los poderes formales, las autoridades y personas mercenarias que usufructúan el poder público, venden todo, hasta lo que es del interés público. Para este caso concreto, que nos servirá de referencia hacia otros similares, como el caso de la Primavera, de las Villas Panamericanas, de la Barranca de Huentitán, del Parque Metropolitano, del Agua Azul, el Parque Morelos e innumerables ejemplos, como el mismísimo caso de Los Colomos, que cada vez lo reducen más, con el Pabellón, fraccionamientos, descuidos del bosque y demás acciones y omisiones en que todos, unos más y otros menos, estamos acabando, depredando y dejando sin vida un trascendente pulmón de la ciudad, enorme receptor de aguas pluviales que nutren abundantes mantos friáticos, espacio deportivo, familiar y social de convivencia sana: mente sana en cuerpo sano y cuerpo sano en mente sana. Por ello, conviene, queridos tapatíos, jaliscienses, mexicanos, amigos todos, comenzar a pensar en el planeta, retomar el interés público, al planetario; no se deben dejar los grandes bienes, recursos y asuntos de todos, del planeta a unos cuantos, debemos resolver las necesidades y los problemas que nos aquejan a todos, con la participación de todas las personas, o las que quieran hacer algo por Guadalajara, Jalisco, México y el Planeta. Así, retomamos la idea de qué es el interés público, la palabra interés, proviene del latín interesse, que es valor, provecho o utilidad; en el caso del interés público, es lo que tiene un valor, importancia, trascendencia, provecho o importancia para todos, a todas las personas, sectores, clase sociales y en general, un beneficio para cualquier habitante.

Para quienes piensan que todo se compra y se vende, nos parece que están equivocados, porque: salus populi, suprema lex est = la salud del pueblo es la suprema ley; por ello, es primero el pueblo, la gente, los intereses colectivos y ninguna persona y sus negocios, deberá estar por encima, dañar al patrimonio de nosotros, de la humanidad, del planeta; no lo debemos permitir, es como suicidarnos, es dejar nuestra mayor herencia y el futuro de nuestros hijos en unos mercenarios, depredadores, que no tienen conciencia, poco vale su dinero, no vale porque es ilegítimo hacer negocios de espalda al pueblo: la ciudad, Los Colomos y la Patria no se venden.

Es el caso de un parque, bosque, lugar para hacer deporte, recreación, convivencia familiar, montar a caballo, salir a dar un pase con la novia o el novio, tomarse una "agua de coco", un jugo y muchas más actividades sanas, que oxigenan los pulmones de todos y que ha sido un acierto volver a la gratuidad de dichos espacios, felicidades a quienes tomaron acertadas decisiones, pero el cuidado de los espacios, es responsabilidad de todos.

Por eso, la idea de la República, es muy importantes, la Respubliche = la cosa, el asunto, lo que nos interesa a todos; es una idea que está ligada al interés general, al bienestar de todos; por tanto, cuando se invoca la afirmativa ficta, se debe observar el interés general, no sólo el particular; los planes de la ciudad, que deben ser sometidos a consulta popular, estos bienes sociales, en caso de que alguien los quisiese privatizar, que la autoridad los someta a decisión soberana del pueblos, a ver qué opinamos los ciudadanos, que se nos tome en cuenta, eso es el interés público, el de todos, con transparencia debemos debatir los asuntos trascendentes para todos.

El clima en Guadalajara y en planeta, está en pleno desequilibrio, cada día, la variación en grados centígrados es de diez a veinte, lo cual provoca muchas enfermedades, sobre todo, a los niños, con la salud del pueblo, no debemos jugar, comerciar o ser complacientes; con el planeta y los recursos que nos permiten mejores condiciones de vida, o elevar nuestra calidad de seres humanos, no los debemos desperdiciar por caprichos de unos cuantos que piensan en su bolsillo y no en los demás.

De aquí la importancia del Estado y de las autoridades, que tal como lo señala nuestra Constitución o Norma Rectora, deben velar, respetar, proteger y promover nuestros derechos como personas; por ello, debemos salir a la calle, al bosque, a reforestar, a limpiar y a ejercer todo tipo de acciones para salvar nuestros espacios públicos, que son de las personas, de las familias, de los barrios, de la raza, de la gente, para convivir, para hacer ejercicio y para vivir de manera sana, entonces, manos a la obra, que nuestras autoridades nos indiquen qué debemos de hacer y basta ya de decisiones mercenarias de pseudojuristas, que desconocen que el fundamento del derecho administrativo es el interés público, el Derecho Constitucional y las personas, el interés de Guadalajara, de Jalisco, de México y del planeta, sobre intereses particulares, cosa que ya deben de tomar en cuenta los demás poderes, porque el poder de la ciudadanía, se volverá a manifestar, como ya lo acaba de realizar, la gente es buena, merecemos buenos gobernantes, que al parecer, están tomando este asunto de salvar a nuestros Colomos, como debe ser, pensando en el bienestar de todos, felicitamos al Señor Gobernador del Estado y al Presidente Municipal de Guadalajara por tan atinada decisión, política, jurídica, soberana y sobre todo, desde una perspectiva del derecho constitucional, mirando siempre por el bien del pueblo y si no que se los demanden.

José de Jesús Covarrubias