La benemérita opina

Constitución y federalismo

La Constitución o Norma Rectora, establece los valores, principios e intereses más trascendentes y anhelados de un pueblo en un momento histórico; que son, los sagrados, inalienables, imprescriptibles e indivisibles derechos de las personas y de los ciudadanos, para su protección (Grundgesetz).

Otros aspectos trascendentales de una Constitución son: la soberanía, forma de gobierno, manera en que se organizan los diversos entes o estructuras del Estado en cuanto a los poderes formales y niveles de gobierno, así como sus interrelaciones en aras de preservar los derechos fundamentales de las personas.

El artículo 1° de la Ley Fundamental de la República, establece que todas las autoridades, dentro del marco de sus competencias, deberán de velar, proteger, respetar y promover los derechos de las personas, bajo sus principios.

Lo anterior, se vincula con los derechos políticos, en el sentido de que el pueblo, siempre tendrá el derecho de decidir la forma de su gobierno y elegir a sus mandatarios.

La forma del Estado y de Gobierno en México, es la de República, representativa, democrática, laica y federal, con Estados o entes federados libres y soberanos dentro de su régimen interno, pero con normas armónicas a la Constitución de la República, lo cual nos conduce al análisis del federalismo y a sus características.

La Constitución Política del Estado de Jalisco (CPEJ), así lo refleja, en su título primero, capítulo primero: De la soberanía interior del Estado y de la forma de Gobierno, en su artículo 1°, expresa que el Estado de Jalisco es libre y soberano en su régimen interior, unido a los demás entes federados o Estados integrantes de los Estados Unidos Mexicanos a través de la superestructura denominada Federación, conforme a la Constitución de la República.

En armonía a lo anterior, el artículo 2° de la CPEJ, señala que todo poder público es del pueblo; por tanto, los poderes se establecen en beneficio del pueblo.

Asimismo, menciona que el Estado de Jalisco, adopta, para su régimen interno la forma de Gobierno Republicano, representativo, democrático y popular y cuya base de la organización política y administrativa, tendrá al municipio libre, en nuestro caso, 125 estructuras de los ayuntamientos.

En la República todos participan en resolver las necesidades y problemática de la cosa pública, de lo que nos atañe, pertenece, obliga o incumbe a todos; por tanto, todos debemos participar en la elección de nuestros gobernantes y coadyuvar en la solución de los problemas que nos aquejan a todos.

México y Jalisco, tienen sus costumbres, tradiciones, lengua, religión y características específicas, somos pluriversales, pluriculturales y plurinormativos; por ello, se requiere de un pacto o un federalismo incluyente, amplio, tolerante, flexible y abierto a pactar, de manera dinámica con todos los espectros sociales que existen en nuestra amada Patria: México.

JOSÉ DE JESÚS COVARRUBIAS DUEÑAS