La benemérita opina

5 de junio de 2016

Este día debe ser declarado día del planeta y de los seres vivos. Se celebrarán elecciones en 14 Estados de la República de México, la pregunta es: son elecciones locales o "nacionales". El problema es que deben ser procesos electorales locales que han sido centralizados y adjetivados de "nacionales", lo cual se ha venido utilizando, en forma equivocada para suprimir el término correcto que debería ser "Federal".

El hecho es que en los entes federados, habrá elecciones para elegir a las autoridades de los 14 Estados, 12 son de gobernadores, se elegirán congresos locales, ayuntamientos y constituyente (Ciudad de México); lo cual implica, elegir a la representación municipal y de cada ente federado, lo cual debería ser sin que hubiese autoridades intermedias, de carácter "nacional" o centralizadas, como se están acentuando dichos procesos en todos los niveles, en este caso, en materia electoral.

Por ejemplo, conforme a la reforma constitucional publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF): 10 de febrero de 2014 (además: 7 de febrero, 17 de junio y 7 de julio de 2014), quedó claro el proceso centralizador electoral en el país. Las autoridades electorales de los entes federados, son nombradas por el Instituto Nacional Electoral (INE), respecto a las autoridades administrativas electorales (OPLE) y los tribunales electorales, es determinación del Senado de la República, lo cual implica acuerdos parlamentarios de los partidos políticos a nivel nacional.

Lo anterior, implica procesos centralizadores electorales, a lo cual, debemos sumar que las candidaturas de los partidos políticos, incluidas muchas ciudadanas, dependen de las fuerzas o poderes de hecho o de facto, que en su mayoría, se encuentran en el centro de la República; en conclusión, los candidatos de los ayuntamientos, para los congresos locales y sobre todo, para las gubernaturas, dependen mucho de las decisiones que se tomen en los Consejos Políticos Nacionales (CEN) de cada partido político, si son candidaturas "independientes", que deben ser denominadas de la Sociedad Civil, también dependen de los poderes centrales, como son los mediáticos, políticos y los económicos, por eso no son independientes.

El Republicanismo, el municipalismo y el federalismo, son escuelas e instituciones constitucionales creadas para proteger la libertad política, para la democracia; así, los ciudadanos, desde las estructuras más sencillas, como los ayuntamientos, los congresos locales y los entes federados, pactan para la creación de las grandes superestructuras como lo es la República Federal; si bien es cierto que existen caciques y fuerzas centralistas locales, entre otros problemas, no son argumentos para que el proceso centralizador de la Ciudad de México, de hace más de 500 años, continúe en detrimento del desarrollo armónico e integral de la República, del planeta y seres humanos.

El federalismo es estrategia y organización política, equilibrio entre las comunidades autóctonas, espectros sociales, municipios, entes federados y la Federación; participación política: sin centralismos, que entre todos, tomemos las decisiones, con la participación ciudadana, siempre con el poder y en aras del constante desarrollo armónico e integral de nuestra raza mexicana y planetaria.

JOSÉ DE JESÚS COVARRUBIAS DUEÑAS