Apuntes Financieros

La tecnología pone en jaque a América Móvil y Televisa

América Móvil y Televisa, dos de las empresas más poderosas de México, no la están pasando muy bien. Durante décadas fueron dominantes, acostumbradas a reinar sobre sus respectivas industrias. Las cosas están cambiando.

¿Qué ha pasado? ¿Por qué las complicaciones? Siendo ambas compañías preponderantes, podríamos pensar que el gobierno, con el propósito de incrementar la competencia, fue quien les impuso debilitantes regulaciones que afectaron sus negocios. Esto es parcialmente cierto. Medidas gubernamentales han contribuido —más en unos casos que en otros— a quitarle fuerza a esas empresas, pero el principal responsable del deterioro no es el gobierno, sino la tecnología.

En el caso de Televisa, algunas tecnologías que la han afectado son video por internet y redes sociales. El internet ha concebido empresas como Netflix, que permite a los usuarios ver los programas que quieren, cuando quieren y en el aparato que quieren. Su impacto se empieza a sentir. La televisión abierta ha sufrido en gran medida por este tipo de servicios y los de plataformas como YouTube. En particular los jóvenes están dejando de ver televisión abierta y conforme más mexicanos tengan acceso a internet de banda ancha, más lo harán.

Otro frente de Televisa que está bajo amenaza es su división de noticias. Los jóvenes cada vez recurren más a las redes sociales para informarse. Quizá el impacto de negocios en este sentido no sea tan grande. Pero en términos de influencia puede ser significativo.

En el caso de América Móvil, la tecnología también ha hecho estragos. Fuentes de ingresos relevantes como el envío de textos por celular y la larga distancia se han mermado a causa del internet. WhatsApp y servicios similares han erosionado el negocio de mensajes de texto, mientras que Skype y su estirpe han hecho lo propio con el de voz. Sí, el regulador eliminó los cargos de larga distancia. Pero ya la tecnología facilitaba la comunicación gratuita por voz sin importar la distancia.

De hecho, la tecnología ha provocado que Televisa y América Móvil compitan cada vez más entre sí. Banda ancha, telefonía fija y video por internet son ejemplos de áreas en las que los dos gigantes corporativos se enfrentan.

Obviamente ambas empresas se están defendiendo y se están adecuando a los tiempos. Televisa acaba de lanzar Blim para competir con Netflix y cuenta con un robusto negocio de telecomunicaciones. América Móvil se prepara para ofrecer televisión de paga. Veremos qué tan bien se adaptan estas dos empresas a las nuevas tecnologías.

juliose28@hotmail.com