Apuntes Financieros

¿Por qué le responde el Presidente a Cuarón?

Admiro mucho el trabajo de Alfonso Cuarón. Gravedad, su última película, me pareció excelente. Aplaudo su iniciativa de sacar un desplegado con una serie de preguntas a Peña Nieto acerca de la reforma energética. Lo que no entiendo, por lo menos desde una óptica ciudadana, es por qué le respondió el Presidente.

Cuarón, como cualquier otro mexicano, tiene el derecho de manifestar su opinión y cuestionar al gobierno. Y qué bueno que tenga los recursos suficientes para pagar una página entera del periódico para hacerlo. Las preguntas que plantea sobre la reforma son importantes y estoy seguro de que las comparte buena parte de la población.

Mi tema es con la respuesta del Presidente. ¿Por qué contestarle a Cuarón? Millones de mexicanos tienen dudas sobre decisiones que toma el gobierno, no solo en materia energética, sino en otras áreas. Muchos externan sus preguntas en redes sociales y diversos medios de comunicación. ¿Por qué no responderles a ellos?

Al final de cuentas, Cuarón es un ciudadano común y corriente. No es un líder popular. Tampoco fue elegido a ningún puesto de representación pública. Sí, es más famoso que la mayoría de los mexicanos. Sí, ganó un Oscar. Pero eso, en principio, no le debería dar un acceso privilegiado al Presidente. La democracia, en teoría al menos, nos da el mismo peso a todos los ciudadanos, sin discriminar o favorecer a nadie.

Obviamente la teoría es distinta a la práctica. Y es desde una perspectiva política que entiendo la respuesta del Presidente. Cuarón es un personaje muy respetado en la comunidad artística del país. Al atender la solicitud de uno de sus miembros más destacados, el Presidente queda bien con una comunidad visible y vocal, lo cual puede ayudarlo a vender mejor su reforma energética a la población.

Cuarón es, además, muy respetado en la comunidad artística internacional, con amigos famosos, con la capacidad de hablar bien (o mal) de México con gente influyente en el extranjero. Al responder sus preguntas le da al Presidente una excelente oportunidad para mostrar al mundo su disposición a dialogar y promover al mismo tiempo la reforma energética.

El Presidente también puede estar aprovechando la oportunidad que le presenta un desplegado tan publicitado, como el de Cuarón, para aclarar dudas sobre preguntas que sabe comparten muchos mexicanos. Bajo esta interpretación, Cuarón es solo la excusa para comunicarle a la población los beneficios que percibe el gobierno de la reforma.

Pero, como ciudadano, no puedo dejar de pensar que unos cuentan más que otros.

juliose28@hotmail.com