Apuntes Financieros

Tan lejos de la educación y tan cerca de la CNTE

Pobres niños de Oaxaca y Michoacán. Mientras que en todo el país se realizaron las evaluaciones docentes que marca en la Constitución la reforma educativa, en estos dos estados fueron boicoteadas por organizaciones de maestros disidentes.

La educación que están recibiendo millones de niños oaxaqueños y michoacanos es de por sí deficiente. ¿Qué futuro les espera con maestros mal preparados?

El nivel escolar en Oaxaca se ubica 33 años atrás del Distrito Federal, de acuerdo con un reciente estudio. Y estamos hablando que el nivel del DF está muy rezagado en relación con el de gran parte de las ciudades del mundo que se someten a pruebas internacionales, como PISA. ¿Cómo se va a recuperar Oaxaca si los maestros obtienen sus puestos por herencia o por el beneplácito del sindicato, en lugar de por el mérito? ¿Cómo van a competir los niños oaxaqueños en el futuro dentro de un mundo globalizado? Bajo la dinámica actual, la brecha solo se irá ampliando. Oaxaca se convertirá cada vez más en un estado perdido.

Para colmo, los niños oaxaqueños están aprendiendo del nefasto ejemplo de los maestros revoltosos. Un maestro no solo enseña a sus alumnos conceptos académicos, sino que les sirve de modelo. Su conducta es asimilada e imitada por niños y jóvenes. ¿Qué ejemplo están dejando los maestros de la sección 22, algunos de ellos auténticos vándalos, responsables de daños económicos por miles de millones de pesos?

En una triste señal de que las malas prácticas de la CNTE están permeando, un estudio del Banco Mundial reveló que en Oaxaca la mayoría de los niños estudia para ser maestro, ya que al cursar esa carrera sienten que tienen asegurada una plaza.

No se vale. El gobierno tiene que actuar con firmeza. El daño que están generando la sección 22 de la CNTE en Oaxaca y otras secciones revoltosas del sindicato de maestros, como la 18 que opera en Michoacán, es enorme. Creo no exagerar al decir que el futuro de millones de niños oaxaqueños y michoacanos está secuestrado por grupos radicales. Si a los maestros no se les elige por sus conocimientos y capacidad de enseñar, la pregunta obligada es: ¿entonces bajo qué criterio? Mantener el statu quo, a discreción de la CNTE, no es opción.

Una cobertura nacional de 83 por ciento en las evaluaciones magisteriales como la que se obtuvo no es suficiente. La propia Suprema Corte de Justicia de la Nación así lo indicó el lunes. Todos los maestros deben ser evaluados. El gobierno tiene que alejar a los niños de la dañina CNTE y acercarlos a la educación.

juliose28@hotmail.com