Apuntes Financieros

Es hora de legalizar la mariguana

Hoy, si no se vuelve a aplazar la decisión, la Suprema Corte de Justicia se pronunciará acerca de la legalidad del autoconsumo de mariguana. Espero fervientemente que así sea.

Son muchos y categóricos los argumentos a favor de legalizar no solo el autoconsumo, sino la despenalización completa de la mariguana. A continuación un brevísimo compendio bajo distintas perspectivas:

Salud. Existe un consenso entre la comunidad científica de que la mariguana es menos nociva que otras drogas legales, como el alcohol y el cigarro. Ante la contundente evidencia, simplemente no entiendo cómo pueden los opositores a su legalización utilizar el argumento de salud pública. Nadie está diciendo que la mariguana no pueda ser perjudicial en ciertos casos. Pero el que algo sea nocivo no implica que deba estar prohibido por el Estado. ¿Cómo justificar entonces la legalidad de, además del cigarro y el alcohol, actividades como el motociclismo y el alpinismo?

Hay quienes afirman que su legalización resultaría en un incremento explosivo en el consumo. Pero la experiencia en varios lugares donde se ha despenalizado la mariguana contradice esta postura.

Libertad. Un individuo debería ser capaz de hacer con su persona lo que quiera, sin que el gobierno se lo prohíba, mientras no afecte a terceros. Esta afirmación es la base de la teoría de la libertad de John Stuart Mill, y la que yo, en esencia, comparto.

Social. Despenalizar la mariguana ayudaría a reconstruir familias. Casi cuatro de cada 10 mexicanos que están en la cárcel cumplen condenas por delitos relacionados a la mariguana. Imagínese, lector, el número de las familias afectadas porque está un papá, una mamá, un hermano o una hija tras las rejas a causa de un cultivo que produce menos daño que el cigarro y el alcohol.

Violencia. No hay que sobredimensionar sus efectos, pero despenalizar la mariguana podría debilitar a los carteles de droga al reducir una de sus principales fuentes de financiamiento. El 40% de los ingresos del narco provienen del comercio de este producto.

Dinero. Siendo esta una columna financiera, no puedo dejar de hablar del potencial recaudatorio que puede significar el cobrar impuestos cuando, eventualmente, se permita el comercio al menudeo de la mariguana en nuestro país.

Tres de cada cuatro mexicanos están de acuerdo en despenalizar el consumo de mariguana de acuerdo a una reciente encuesta de Consulta Mitofsky. La tendencia mundial, incluidos varios estados de Estados Unidos, es marcada en esa dirección. Es hora de dar el primer paso hacia la legalización de la mariguana en México.


juliose28@hotmail.com