Apuntes Financieros

Nuestro amigo Trump

Contrario a la retórica de su campaña presidencial y a lo que se escucha a diario en las noticias, la administración de Trump ha sido, a la fecha, relativamente benéfica para México.

Desde el triunfo de Trump ha permeado el miedo en nuestro país de que vienen tiempos difíciles. Se ha hablado de una posible crisis económica; de una severa reducción del comercio con Estados Unidos. Sin embargo, la realidad ha sido muy distinta, por lo menos hasta ahora. Gracias en gran medida a Trump, las exportaciones de productos mexicanos a EU se ubican en máximos históricos. Asimismo, la balanza comercial entre los dos países no ha estado tan a nuestro favor desde 2007.

¿La razón? El peso se depreció de manera importante a raíz de la retórica de campaña de Trump, lo que hizo más atractivos nuestros productos de exportación y encareció las importaciones.

El turismo, otra actividad sensible al tipo de cambio, también presenta números récord. Durante el primer trimestre del año visitaron México 9.2 millones de turistas extranjeros, la mayor cantidad en casi dos décadas.

Pese a las noticias que han tenido gran difusión sobre la cancelación de inversiones en México de Ford, Carrier y otras empresas estadunidenses, la inversión extranjera continúa fluyendo a un ritmo muy saludable. De nuevo el tipo de cambio ha sido nuestro aliado.

Es más atractivo para los negocios extranjeros invertir en el país con un peso devaluado.

La pregunta es hasta cuándo durará nuestra buena suerte. Trump es sin duda impredecible. Cualquier día puede anunciar que va a terminar con el Tratado de Libre Comercio, lo que representaría un durísimo golpe para México y revertiría las cifras comerciales récord que se han generado los últimos meses. Pero por el momento parece estar ocupado con una serie de problemas locales. La semana pasada despidió abruptamente al director del FBI. Esto le ha generado una fuerte crisis política.

Mientras tanto, el mercado parece asumir que la amenaza de Trump no es tan grave como se anticipaba. La Bolsa Mexicana de Valores cotiza cerca de máximos históricos. Incluso el tipo de cambio se ha estabilizado tras varios meses de volatilidad.

Sin embargo, que Trump esté distraído no significa que estemos a salvo. Puede que su energía esté enfocada en asuntos internos, pero mi impresión es que pronto retomará la embestida contra nuestro país.

Aunque seguramente no ha sido su intención, Trump ha sido amigo de México en muchos sentidos desde que empezó su presidencia. No estoy convencido que así se mantenga.

juliose28@hotmail.com