Apuntes Financieros

La amenaza de Airbnb a los hoteles

Así como Uber está revolucionando la industria de taxis, Airbnb está haciendo lo propio con la de los hoteles. Es cuestión de tiempo para que se sienta la magnitud de su impacto.

Podría parecer que las cadenas hoteleras tradicionales están a salvo. En nuestro país, por ejemplo, algunas reportaron resultados positivos el año pasado. Varias han anunciado planes de crecer a un ritmo récord en los próximos años.

Sin embargo, el que hoy los efectos de la nueva competencia parezcan imperceptibles no significa que no se vayan a sentir en el futuro cercano. La tendencia es clara. Encabezadas por Airbnb, empresas que utilizan tecnología para conectar personas que buscan alojamiento con aquellas que están dispuestas a rentar un cuarto de su casa o departamento están invadiendo el terreno de los hoteles tradicionales.

Es razonable pensar que con el tiempo estas empresas les quitarán más y más mercado.

Solo hace falta ver hasta dónde ha llegado Airbnb en sus apenas siete años de vida. La empresa tiene presencia en 34 mil ciudades en 190 países. Más de 25 millones de personas han utilizado sus servicios. Al ingresar a su página de internet encontramos más de un millón de opciones de hospedaje. Más le vale a la industria hotelera estar alerta ante esta enorme amenaza.

Ni más ni menos que Warren Buffet, quizá el inversionista más conocido del mundo, recién le dio un voto de confianza a Airbnb al sugerirle a los accionistas de su empresa utilizar este servicio en lugar de un hotel tradicional.

El mercado parece estar de acuerdo con la positiva apreciación de Buffet. En octubre del año pasado, Airbnb levantó dinero a una valuación de 13 mil millones de dólares y se rumora que en estos momentos está buscando levantar más fondos a una valuación de 20 mil millones de dólares. La única manera de justificar estas cantidades es si asumimos que Airbnb le va a quitar un pedazo considerable de mercado a los hoteles tradicionales. De lograr la nueva valuación —que todo indica que así será—, la empresa valdría 20 veces más que Grupo Posadas, el líder hotelero en México.

Al igual que Uber, Airbnb representa un cambio de paradigma; una empresa que rompe los fundamentos del modelo de negocio tradicional en una industria. Y al igual que Uber, Airbnb está siendo confrontada por la industria que está desquiciando. Reguladores de distintas ciudades, incluida Nueva York, la han cuestionado. No cabe duda que el camino de Airbnb, como el de Uber, está lleno de obstáculos, pero estoy convencido que los superará. ¡Qué se cuiden los hoteleros!

juliose28@hotmail.com