Apuntes Financieros

Tiendas de autoservicios sin empleados

Viene una fuerte sacudida en las tiendas de autoservicios que incluye la posible pérdida de cientos de miles de empleos, empezando por los cajeros. Para variar, Amazon.com es el gran disruptor.

La empresa de comercio electrónico más valiosa del mundo acaba de comprar Whole Foods, una cadena con más de 460 tiendas en Estados Unidos. Y pese a declarar que no piensa hacer ningún ajuste laboral por el momento, es imposible imaginar que no realice fuertes recortes en el futuro. Definitivamente no pagó 13 mil 400 millones de dólares para dejar las cosas como están.

Amazon es pionera en utilizar la tecnología en sus modelos de negocios y en su corta historia ha revolucionado varias industrias.

No veo cómo va a dejar de aplicar sus habilidades digitales para eficientizar la operación de Whole Foods. A eso se dedica. Una manera evidente de empezar es reduciendo la fuerza laboral.

En algún momento se pensó que trabajos en el sector de servicios estaban poco expuestos a la amenaza de la automatización. La idea era que solo los manufactureros estaban en riesgo. Pero ahora la tecnología está invadiendo los trabajos en servicios. De hecho, ya están a la vista los primeros avances de las máquinas. McDonald’s ha puesto quioscos en lugar de gente para tomar las órdenes de los clientes. Distintas tiendas de autoservicio han instalado registradoras digitales para que los clientes escaneen por sí mismos los productos que quieren comprar. Pero este es apenas el principio.

Como lo suele hacer, Amazon va un paso adelante de la competencia. Recientemente abrió Amazon Go, una tienda piloto del tamaño de un Oxxo, que no tiene cajeros ni cajas registradoras. Tampoco empleados para reabastecer los anaqueles. Todo está automatizado con sensores y robots. Clientes meten los productos que quieren comprar en sus carritos y salen con sus bolsas sin tener que escanearlos y sin lidiar con una sola persona. Y si la visión de mediano plazo de Amazon se concreta, ni siquiera tendríamos que ir a la tienda. Bastaría con decirle lo que queremos a Alexa, su asistente de voz, y sus tiendas de Whole Foods servirían de centros de distribución para hacernos llegar a nuestras casas en forma casi inmediata los productos que queremos, quizá mediante un dron.

El formato de Amazon Go apenas está a prueba. Pero la compra de Whole Foods puede acelerar su avance. Y si Amazon lo adopta a gran escala, lo más probable es que otras cadenas sigan su ejemplo, lo que tendría un impacto enorme en el empleo. En EU, 3.4 millones de personas trabajan como cajeros. En México, cientos de miles.

juliose28@hotmail.com