Apuntes Financieros

Vales de medicinas: ¿de dónde?

Con su conocida habilidad mercadotécnica, el Partido Verde Ecologista promueve, bajo el eslogan de “sí cumple”, una serie de leyes que impulsó en el pasado periodo legislativo. Ninguna de esas leyes puede tener mayor efecto que la de los vales de medicinas.

A primera vista, no creo que nadie pueda oponerse a una iniciativa como ésa. ¿Quién va a estar en contra de que el gobierno pague por las medicinas que necesitamos si no están disponibles en el IMSS o en el Issste? Por lo menos en teoría, es la obligación del sistema de salud pública cubrir las medicinas que requieren los pacientes.

La realidad, como todos sabemos, es muy distinta. Es común el desabastecimiento de medicamentos en las instituciones públicas. Las razones son muchas, y no dudo que la corrupción juegue un papel importante, pero la principal es la falta de presupuesto. Más de 70 millones de mexicanos son derechohabientes del IMSS y del Issste. Estamos hablando de muchas medicinas.

Bajo la ley impulsada por el Partido Verde, a partir del 15 de marzo en el Distrito Federal, con ampliación en los meses siguientes a las principales ciudades del país, todos los derechohabientes del IMSS y del Issste tendrán garantizado el “abasto de 100 por ciento de los medicamentos” que necesiten. De no estar disponibles en la farmacia de su clínica, los derechohabientes recibirán un vale que podrán usar para obtenerlos en otra farmacia del sistema de salud pública.

Yo me pregunto, ¿cómo le harán para garantizar el abasto en esas farmacias? ¿Qué cambiará? ¿De dónde saldrán los medicamentos? ¿De dónde saldrá el dinero para comprarlos? ¿Qué partida del presupuesto —de por sí apretado por la caída del precio del petróleo— tendrán que recortar para financiarlo? Una cosa pueden ser las buenas intenciones de una ley y otra muy distinta es la capacidad del gobierno para cumplir. ¿Será este un proyecto realista o más bien una movida electoral?

Y me surgen dudas. ¿Qué hay de la falta de medicamentos en el Seguro Popular? Este programa, el cual cubre a más de 50 millones de mexicanos de bajos recursos, carece del presupuesto necesario para cumplir con lo que promete, incluido el servicio farmacéutico. ¿Por qué no también dar vales de medicinas a los afiliados, quienes los necesitan más que los derechohabientes del IMSS y del Issste? Y si este fuera el caso —que es una extensión lógica de la propuesta del Verde—, ¿por qué no de una vez ofrecer medicinas gratis y 100 por ciento garantizadas a toda la población? Será muy interesante ver lo que sucede con esta ley.

juliose28@hotmail.com