Apuntes Financieros

TPP: una cara positiva de México

Para quienes a veces caemos en el pesimismo por, entre otras cosas, la impunidad y la falta de progreso social en México, la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) sirve de recordatorio de las tantas cosas positivas que tiene nuestro país.

Con el TPP (que aún tiene que ratificarse en los países involucrados), México muestra su mejor cara. Estamos hablando de un pacto entre 11 países que en conjunto representan 40 por ciento del PIB global y que creará el área comercial más grande del mundo. Se abrirán mercados. La competencia se intensificará. Tendremos que medirnos con potencias como Estados Unidos, Japón y Australia.

Estamos listos. Como lo hemos demostrado una y otra vez, cuando nos tenemos que poner las pilas y competir lo hemos hecho con éxito. México no es ajeno a acuerdos de ese tipo. Desde 1994 somos parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Actualmente contamos con decenas de pactos comerciales que nos dan acceso a más de mil millones de consumidores y 60 por ciento del PIB mundial. Nuestra economía es una de las más abiertas del mundo. Nuestras exportaciones representan cerca de una tercera parte del PIB del país, una proporción similar a nuestras importaciones.

Simplemente no hubiéramos podido llegar a ese grado de apertura sin ser competitivos. Las empresas mexicanas involucradas en exportaciones, así como aquellas que de alguna manera compiten con importaciones son, por definición, de clase mundial. De otra forma no existirían. No hay quien las proteja. Este es el México pujante, productivo, eficiente, capaz de ganarle mercado a las economías más poderosas del mundo.

Del otro lado, por desgracia, está el otro México. Aquel de empresas públicas ineficientes, de empresas privadas protegidas, de políticos, empresarios y líderes sindicales corruptos, de informalidad. Aquel que sirve de lastre para el desarrollo del país.

Pero quiero ser optimista. No hay que olvidar que no hace mucho nuestra economía estaba prácticamente cerrada. Ha sido en los últimos 30 años que hemos logrado convertirnos en una potencia comercial. Hoy somos líderes en exportación de, entre otros productos, cerveza y pantallas planas. Hoy somos el cuarto país que más exporta vehículos ligeros a escala mundial. Hoy una buena parte de nuestras empresas son capaces de competir con quien sea. De que se puede, se puede.

La firma del TPP muestra un México moderno, consciente de que vivimos en un mundo globalizado, que no se quiere quedar rezagado. Este es el México que tiene que predominar.


juliose28@hotmail.com