Apuntes Financieros

No contamino, por lo tanto no circulo

Existe una falta de lógica en el criterio de las autoridades en la nueva versión del programa Hoy No Circula.

Su razonamiento es el siguiente: la zona metropolitana vive una crisis ambiental provocada por la mayor contaminación; esta crisis ambiental puede poner en riesgo la salud de millones de capitalinos; son los automóviles los que más contaminan; por lo tanto, hay que reducir el uso del automóvil. Hasta aquí vamos bien. El problema es que el programa se está aplicando "parejo" a todos los coches, sin importar cuánto contaminan. Si, como anunciaron las autoridades, el criterio es reducir la contaminación, ¿por qué abarcar a todo el parque vehicular? ¿Por qué agrupar coches que contaminan mucho con los que contaminan poco? ¿Por qué no concentrarse en quienes más daño hacen?

Obviamente, la idea de que el golpe sea parejo responde a un cálculo político, más que lógico. Al afectar a todos los automovilistas por igual, la medida puede venderse como democrática y no elitista. En el pasado, cuando el criterio se basaba en el año del vehículo y su nivel de contaminación, opositores al programa lo criticaron por considerar que favorecía a los ricos.

La realidad es que algunos coches contaminan más que otros. Así de claro. Parte del problema que estamos viviendo es producto de que cientos de miles de vehículos con más de 10 años de antigüedad lograron obtener el holograma cero aun cuando no cumplían con los requerimientos. La corrupción —para variar— en los verificentros es responsable de que esto sucediera.

Alta polución puede provocar serias complicaciones de salud y las fuentes móviles son responsables de 88 por ciento de la contaminación por ozono. El pasado 15 de marzo se decretó la primera contingencia ambiental en la Ciudad de México desde 2002 y hoy la segunda.

Me queda claro que hay que tomar medidas drásticas y que enfocarse en acotar el uso del automóvil debe ser parte de la solución. Mi problema es con la lógica del criterio de selección del nuevo Hoy No Circula. No hace sentido penalizar parejo un vehículo que contamina más que otro. Si se va a castigar a todos por igual, más vale utilizar un criterio como reducir el tráfico, en el que ahí sí todos los coches ocupan más o menos el mismo espacio de la vía pública.

Para atacar la contaminación en la zona metropolitana, una medida más eficiente y coherente sería encarecer el precio de la gasolina. Tendría un efecto similar al del nuevo Hoy No Circula (disminuir el uso del automóvil) con la ventaja de penalizar a quienes más contaminan y aportar recursos públicos.


juliose28@hotmail.com