Apuntes Financieros

Lecciones de Grecia para México

Al borde del precipicio económico. Ahí se encuentra Grecia después de que la población rechazó el domingo pasado, en un referendo, las medidas de austeridad que proponen sus acreedores europeos. La debacle del país helénico arroja importantes lecciones para México.

Productividad. Buena parte de los problemas de Grecia se derivan de la pérdida de productividad de su fuerza laboral. Es verdad que esto se debió en parte a que adoptó el euro. Pero otra razón muy relevante es la enorme informalidad que existe. Al igual que en Grecia, la productividad en México ha sido muy baja desde hace tiempo, y uno de los principales responsables es el alto porcentaje de la población que trabaja a la sombra de la ley.

Impuestos. Los griegos son famosos por no pagar impuestos. Gran parte de la culpa recae, de nuevo, en la economía informal. La evasión es tan amplia que hay quienes estiman que muchos de sus problemas crediticios se podrían resolver si tan solo los griegos cumplieran con sus obligaciones fiscales. Aunque es cierto que en nuestro país ha crecido la base tributaria, la realidad es que con seis de cada 10 mexicanos trabajando en la informalidad, la carga sigue recayendo en unos pocos y la recaudación continúa siendo muy baja.

Promesas sociales. Grecia prometió a sus ciudadanos muchos más beneficios sociales de los que podía cumplir. Los trabajadores se jubilan temprano y con atractivas pensiones. Tres de cada cuatro se retiran antes de los 61 años y algunos a los 45. Con una esperanza de vida cada vez mayor, baja productividad y limitada recaudación, era cuestión de tiempo para que la bomba estallara. En México, las pensiones son un problema gigantesco que se avecina.

Deuda. El gobierno griego debe cerca del doble de lo que genera su economía en un año; una situación claramente insostenible. Por fortuna, la relación de la deuda pública con el PIB en México está bajo control. Sin embargo, sí existen problemas en los gobiernos subnacionales, pues varios estados y municipios se han endeudado a niveles preocupantes.

Corrupción. Grecia es uno de los países más corruptos de Europa. De hecho, hay quienes afirman que una buena parte de la deuda que se contrató acabó en los bolsillos de políticos y empresarios corruptos. Se dice que mientras en España y en otros países europeos se puede ver dónde se fue el dinero que se pidió prestado (desarrollos, aeropuertos, carreteras), aun cuando se haya invertido mal, en Grecia casi no se ven obras; es decir, el dinero jamás se invirtió. Por desgracia, en México conocemos demasiado bien estos problemas.

juliose28@hotmail.com