Apuntes Financieros

América Móvil y AT&T: de socios a competidores

Cómo cambian las cosas. De ser socios entrañables durante casi un cuarto de siglo, AT&T, el gigante estadunidense de telecomunicaciones, y América Móvil, dueño de Telmex y Telcel, se han vuelto rivales. La competencia apenas empieza.

El primer distanciamiento entre las empresas se dio a mediados de este año, cuando AT&T anunció su intención de adquirir DirecTv en Estados Unidos. Resulta que DirecTv es dueña de 41 por ciento de Sky de México. ¿Quién es el otro dueño? Televisa, el acérrimo rival de América Móvil.

A raíz de esa transacción, AT&T decidió vender la totalidad de su posición en América Móvil, por un lado para financiar la compra de DirecTv y, por el otro, como cada vez parece más evidente, para competir de manera independiente en México y Latinoamérica.

El segundo y más claro distanciamiento se dio hace unos días, cuando AT&T anunció la compra de Iusacell, por 2 mil 500 millones de dólares. Si había alguna duda de que AT&T iba a competir frontalmente con su ex socio, esta transacción la eliminó. Es obvio que los estadunidenses ven una gran oportunidad en nuestro país en el negocio de telefonía celular (en particular en internet móvil), hoy dominado por Telcel, con 70 por ciento del mercado. También vislumbran un gran potencial en servicios telefónicos entre Estados Unidos y México, una región cada vez más integrada.

Todo indica que AT&T viene con todo. Su capacidad financiera es enorme y, con la compra de Iusacell, quedó claro que no vacilará en usarla. Podemos esperar inversiones millonarias para expandir la infraestructura de Iusacell y aumentar su cuota de mercado, que hoy no llega a 10 por ciento.

Una gran incógnita es si AT&T irá tras los activos que quiere vender América Móvil para quitarse el estigma (y el costo) de ser considerada una empresa preponderante por las autoridades. Es muy probable que así sea. A América Móvil le urge desprenderse de esos activos y pocas empresas tienen la capacidad de firmar un cheque por más de 15 mil millones de dólares, que es lo que algunos analistas estiman podrían valer.

Son tiempos interesantes en la industria de telecomunicaciones. Tiempos de cambio. Las piezas apenas se están empezando a acomodar. AT&T, ex socio de América Móvil, se ha convertido no solo en socio de su rival, Televisa, sino en competidor frontal en telefonía celular. Su éxito, como fue evidente en los casos de Verizon y Vodafone, está lejos de estar garantizado. Pero, por lo pronto, para los consumidores mexicanos, esta nueva dinámica competitiva no puede ser más que buenas noticias.

juliose28@hotmail.com