Apuntes Financieros

Amazon supera a Walmart

La semana pasada el valor de Amazon superó por primera vez el de Walmart. Este es un momento simbólico muy relevante y representa un parteaguas en la creciente importancia del comercio electrónico.

Vale la pena asimilar la noticia. Estamos hablando de que Walmart, la empresa de menudeo más grande del mundo, fundada hace más de medio siglo, con miles de tiendas y millones de empleados, vale menos que Amazon, una empresa con apenas 21 años de vida y sin presencia física con los consumidores. Estamos hablando de un triunfo del mundo virtual sobre el real. Un cambio de paradigma.

Walmart continúa vendiendo más que Amazon y, más importante aún, generando mayores utilidades. Sus ventas anuales se acercan a 500 mil millones de dólares (cerca de la mitad del PIB de un año de México). Las de Amazon son una quinta parte. En términos de utilidades el contraste es mayor. Mientras que en 2014 Walmart generó más de 15 mil millones de dólares de ganancias, Amazon produjo pérdidas.

Sin embargo, al mercado de valores parece importarle poco estas diferencias. Pese a que a Amazon le tomará años generar las mismas ventas y ganancias que Walmart, su modelo de negocios es percibido por los inversionistas —con razón— como el modelo del futuro. De ahí que su valor en bolsa sea mayor.

Así es la evolución del mundo corporativo. En su momento, Walmart llegó a desplazar a miles de supermercados pequeños, gracias a su tamaño, poder de compra, logística y, en particular, sus precios bajos. Ahora la tendencia es hacia el comercio en línea. Las ventajas de tiendas como Amazon, que operan por internet, son significativas: no requieren de costosas sucursales ni de los empleados para atenderlas, por lo que su estructura de costos es menor. Además, al no estar limitados por un espacio de venta físico, pueden ofrecer una enorme variedad de productos.

Alibaba, otro gigante de comercio electrónico, basado en China, emitió acciones en la bolsa el año pasado y hoy cuenta con una valuación cercana a la de Walmart y superior a la del resto de las empresas de menudeo del mundo.

El mes pasado, Amazon abrió en México su plataforma completa de comercio electrónico. No cabe duda que su entrada desquiciará el mercado de consumo nacional, tal como lo ha hecho con el estadunidense. Las compras en línea están aumentando a gran velocidad en nuestro país y, con la incorporación de Amazon, solo podemos esperar que este ritmo se acelere.

Para los consumidores, la entrada de Amazon a México debe ser motivo de alegría. Para las tiendas tradicionales, de temor.

juliose28@hotmail.com