Opinión

El mobbing, un problema sin solución

Qué es el mobbing? Se define como el acoso constante contra alguien con la intención de que sufra al ser atacada con o sin razón por alguno o algunos de sus compañeros de trabajo, ya sea descalificando sus capacidades, compromiso laboral o poniendo en entredicho su honestidad.
Este fenómeno se inicia cuando una persona es criticada por su forma de ejecutar su trabajo. Se ha demostrado mediante estudios conductuales que las víctimas de estas conductas en un inicio no desean sentirse ofendidas y optan por no tomar en serio las indirectas o vejaciones de que llegan a ser objeto.
La víctima se desconcierta y no sabe cómo asumir su defensa. El mobbing se presenta ya sea en empresas o entidades del sector público o privado y se manifiesta mediante el maltrato o acoso que pueden ejercer un grupo de compañeros en contra de otro; se forman grupos antagónicos, donde prevalecen los intereses personales o de poder por encima del interés común y fines de la empresa o entidad.
En México se ha detectado que se presenta comúnmente en dos formas: ACTIVA cuando el jefe inmediato o patrón encomienda al trabajador tareas extras fuera de su perfil y funciones sin que importe el tiempo que tome para efectuarlas condicionándole su permanencia en el puesto. La segunda, PASIVA, se presenta cuando se aísla al trabajador en una oficina cerrada, sin que le permita convivir con sus demás compañeros y privándolo de lo necesario para desempeñar su labor, hasta que queda completamente sin actividad obligándolo a optar por resistir la situación hasta sus últimas consecuencias, o bien ser despedido injustamente por no dar resultados para lo que fue contratado.
Otra forma de mobbing, que considero es aplicable a estas situaciones, es aquella que se presenta cuando a un empleado, sin mediar causa alguna, se le reduce su salario y se le pone en la disyuntiva de "¿o lo tomas o lo dejas?".
Caso que es común en entidades como los Gobiernos Municipales y Estatales que cometen este tipo de atropellos con la complacencia de los sindicatos oficiales y de las autoridades laborales, por lo que cabe preguntarse ¿dónde quedan los derechos y dignidad del trabajador?
México sigue siendo de los países en donde estas prácticas se han vuelto pan de todos los días y en donde nadie hace nada por ponerle un alto a la situación, hasta llegar al extremo de que el propio Estado, quién es responsable de la vigencia del estado de derecho, es el primero en violentarlo en forma cínica y represiva.
Los casos más frecuentes se han detectado en funcionarios y personal de las administraciones públicas de los tres niveles. Trabajadores de la educación del nivel básico y medio superior y cuidadores de guarderías y escuelas infantiles; personal de instituciones bancarias, del sector hotelero y de servicios , personal de instituciones ideológicas, religiosas y ONGS, y recientemente se han sumado el personal que labora en las instituciones del sector salud.
¿Qué hacer para evitar se presente el mobbing? Aunque es un problema que debe analizarse por especialistas de diferentes disciplinas como administradores de empresas, abogados, psicólogos, entre otros,para buscar prevenirlo y crear conciencia tanto entre los empleadores, como entre los trabajadores de lo que puede perjudicar a una persona, no sólo en lo laboral, sino en su autoestima y personalidad impidiéndole tener una vida tranquila y plena. Si no se buscan soluciones a tiempo, no nos extrañe que en pocos años nuestro país aparezca en los primeros sitios en el ranking mundial con estadísticas vergonzantes, como ahora lo ocupa en los sitios más altos en cuanto a niveles de corrupción gubernamental.