Opinión

Mexicanos, entre la incertidumbre y la desesperanza


Dentro del balance realizado por analistas en diferentes áreas de gobierno, como la social, económica, política, fiscal, educativa, ecológica, de desarrollo y combate a la pobreza, seguridad, empleo, inversiones, imagen internacional, derechos humanos, ciencia y tecnología, energética,corrupción, transparencia entre otras, respecto de los doce años de la alternancia en la Presidencia de la República que vivió México, en los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón, siempre han sido más los indicadores con resultados negativos que aquellos en los cuales el país avanzó o los ciudadanos experimentaron una mejora en su calidad de vida y perspectivas de garantizar un mejor nivel socioeconómico en el seno de sus familias.
El alto índice de mexicanos que pasaron de la clase media a la pobreza y de aquellos que vivían en la pobreza y ahora viven en niveles de extrema pobreza se elevó en forma considerable, aun y cuando en el año 2000 la gran mayoría de ciudadanos votaron más que a favor del PAN , en contra del PRI por todos los agravios y niveles de corrupción de una clase política que llevaron al país a vivir en forma permanente en crisis económicas, mientras el grupo en el poder se enriquecía a costa de los impuestos pagados por los contribuyentes.
Desafortunadamente doce años fueron suficientes para que los mexicanos nos percatáramos de que Acción Nacional cayó en las mismas prácticas que tanto criticó de los gobiernos priistas y, en algunos casos, hasta superó situaciones como el nepotismo, la corrupción, impunidad, clientelismo político, enriquecimiento inexplicable, fraudes electorales, por citar sólo algunos casos, lo que demostró que carecían de un proyecto de nación y que sólo les interesó quitar al adversario para aplicar sus mismas prácticas.
Así me pregunto: ¿Realmente los mexicanos nos merecemos los gobiernos que hemos tenido? ¿Por qué nuestro país, a diferencia de otros con menores riquezas, sigue esperando que algún día mejore la situación que viven millones de familias diariamente?
Los resultados del famoso PACTO firmado entre los principales partidos políticos para aprobar las llamadas REFORMAS ESTRUCTURALES, hasta este momento, no se han reflejado en una mejora en el nivel de vida de los mexicanos y mucho menos de sus familias, debido a que el Estado se preocupa más por fortalecer sus arcas con la recaudación y apoyar las inversiones extranjeras, que por brindar a sus gobernados un estado de bienestar, contrario de los anuncios diarios de aumento de precios, gasolinazos, más impuestos, mayor inflación son el pan de cada día y hacen crecer la incertidumbre de hacia dónde va la economía mexicana, si en el corto plazo no se vislumbran medidas que realmente mejoren el nivel de vida de la población, lo que tiene a muchos al borde del hartazgo y la desesperanza, aunado a la falta de empleos y oportunidades de los egresados de las universidades, que aun y con una buena formación profesional, deben aceptar trabajos con bajo sueldo o dedicarse al comercio informal.
¿Cuál es el futuro que le espera a las siguientes generaciones? Es hora de que nuestros gobernantes piensen en los ciudadanos y la situación actual del país, para servirlo y no actúen sólo por sus propios intereses.