Mercados en perspectiva

Trump, Italia y petróleo

No cambia mucho el panorama, en la parte de incertidumbre total, que rodea a Trump y sus planes; es más, en general percibo cada vez más tenso y negativo el ambiente. Al final es alta la especulación y no sabemos la profundidad de los cambios que podrá materializar; en algunos temas se ha moderado, pero cuando ha podido, y en particular respecto de México, sigue muy severo. Retuvo mil empleos de una planta en Indiana que pensaba mover operaciones a México, con 7 millones de dólares otorgados por el Estado; además, se dice que con un gran conflicto de interés, porque él en lo personal es socio de la empresa. Me queda claro que tanto el enojo como el odio de Trump hacia México es personal y que se está aprovechando de su poder y su falta de ética para hacernos daño; también me queda claro que lo que hizo con Carrier no lo puede hacer con todas las empresas que piensan venir acá o que ya están, no le alcanza el dinero; y si a esto le sumamos que su política fiscal ya supone grandes requerimientos de deuda, pues con más razón el “fenómeno Carrier” no es replicable en demasía.

Por otro lado, para no perder la costumbre de 2016, las malas noticias se siguen dando: ahora es Italia, que mediante un referendo exige la renuncia de su primer ministro, Matteo Renzi, lo que aún no desestabiliza o permea con el impacto que va a tener; esta dimisión supone la llegada de un cómico o payaso italiano al cargo —no es broma—, es literal: Beppe Grillo es el sucesor; es el Güiri Güiri italiano (con todo respeto al cómico mexicano). Creo que para ser primer ministro se requiere otro perfil y preparación, y este cómico italiano se ha proclamado abiertamente contra la Unión Europea, seguramente buscará salirse al igual que el Reino Unido. A este desmán agréguele usted que en abril habrá elecciones presidenciales en Francia, y en octubre en Alemania; por lo pronto, la candidata más probable en Francia es Marine Le Pen, quien tampoco quiere seguir en la Unión.

El petróleo nos da dos buenas noticias: por un lado el acuerdo —en principio— de la OPEP ha mantenido los precios en un nivel bastante adecuado, por arriba de lo presupuestado en nuestro paquete económico; por otro lado, la Ronda 1.4 de licitación de aguas profundas de Pemex alcanzó un gran nivel de participación y excedió las mejores expectativas. Empresas internacionales quieren invertir billones de dólares a largo plazo, en un país que hoy solo voltea a ver qué dice, hace y piensa Trump.

¡No todo son malas noticias!

info@cism.mx
@juansmusi o www.cism.mx