Mercados en perspectiva

Las tres reuniones del nerviosismo

La semana pasada fue protagonizada por juntas de bancas centrales, en relación a la política monetaria. Se reunió la Fed (EU), el Banco de México y el Banco Central de Japón en sus respectivas ciudades.

En ese orden vale la pena comentar hacia dónde ve el mercado, después de los resultados y notificaciones de estos bancos.

La Fed hizo lo que esperábamos —no movió la tasa—; la dejó en 0.25 por ciento.

Lo importante fue el comunicado en el cual deja abierta la viabilidad para un alza este año, en su reunión de diciembre, (en noviembre no hay junta de la Reserva).

Llaman la atención dos cosas:

1) Quitaron del informe la parte en la que se preocupaban por los riesgos globales y...

2) Queda la coyuntura para que actúen en la última junta de 2015; el mercado sí le cree, pero aún las posibilidades para que eso ocurra están 50-50.

Este viernes se dará el dato del empleo; puede ser un detonador hacia una mayor probabilidad de que se dé el hecho, ya que un muy buen dígito, —por arriba de 230 mil empleos— abriría la puerta, y uno malo, por debajo de 160 mil, cerrarla.

Cualquier cosa en medio, debería mandar el alza a 2016.

En México las cosas no fueron muy distintas; también el banco hizo lo que esperaba el mercado y dejó la tasa en 3 por ciento.

No hay un riesgo inminente inflacionario; el tipo de cambio, aunque caro, ha encontrado una relativa estabilidad en un rango de 16.40 y 16.70 pesos por dólar, así como la
economía muestra leve mejora.

Banxico, pensamos, actuará después de que lo haga la Fed y no antes.

Una razón que pudiera originar el que nos adelantáramos, sería el que nuestra moneda se presiona demasiado.

El banco de Japón tampoco hizo nada sorprendiendo al mercado, ya que se esperaban mayores estímulos a la economía.

Hay que recordar que Japón ha implementado un programa de expansión monetaria en el que recompran yenes, mensualmente; este continúa, pero todavía no se amplía.

No hay mucha más información, simplemente señalar que los reportes de las empresas que cotizan en bolsa son mejores a los esperados; al momento, 73 por ciento de ellas lo hacen de manera positiva.

Esto coincide en México y Estados Unidos.

Más adelante en la semana estaremos pendientes de las cifras de crecimiento en China y Europa. Seguimos favoreciendo e invirtiendo tanto en EU como en el viejo continente y todavía fuera de emergentes.

Debemos estar atentos el próximo viernes al dato del empleo en Estados Unidos, porque podría confirmar la teoría del aumento de tasas en 2016; o bien, poner nervioso al mercado con la expectativa de que esto ocurra en diciembre.


info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx