Mercados en perspectiva

El mundo al revés

Resulta que en la actualidad los mayores iconos del capitalismo buscan tanto el proteccionismo como la cerrazón, así como los comunistas acogen ¡y defienden la globalización!

Es así como GB decide salirse de una comunidad europea donde tenía mucho que ganar, incluso era quien mejor lo había hecho porque no le entró a la moneda y mantuvo la propia; sin embargo, el tema de la migración fue determinante, y quizá el elemento que más pesó, desde mi punto de vista, ha sido esta decisión equivocada.

Luego, EU al elegir a un hombre xenófobo, racista, arrogante y misógino, con un discurso antimigratorio y sumamente proteccionista.

Así es como dos grandes potencias capitalistas apuestan por el proteccionismo, la cerrazón y el regreso a un modelo ya probado. ¿Qué parte no se entiende de que el mundo tiene que integrarse y llegar a  un punto de encuentro donde esos dos temas no estén peleados? Ayer, Theresa May, la primera ministra de Gran Bretaña, apeló a la unión para un soft brexit (salida suave), al solicitar a las potencias europeas una postura abierta y conciliadora para revisar los acuerdos comerciales, tributarios y migratorios; contradictorio, ¿no?

Asombroso también el discurso del primer ministro chino para defender la globalización, al hacer un llamado a la sensatez y no a comenzar una guerra comercial donde nadie gana; inaudito, ¡un comunista defendiendo la apertura comercial!

Ahora quiero hablar de lo que debe hacer México, ¡pero a la voz de ya!

1. Negociar el Tlcan con inteligencia, no como perro faldero y agachado. Ellos también llevan las de perder.

2. Contactar a China, Japón, Corea del Sur, Alemania, Italia, España y Francia. Urge que el Presidente y un equipo de primer nivel vayan a negociar acuerdos comerciales; vender petróleo allá, ofrecer incentivos en inversiones y acuerdos de cooperación bilateral.

3. Agarrar a todos los pillos, amigos del sistema y meterlos a la cárcel, empezando por Javier Duarte.

4. Gravar medicinas y alimentos con una tasa menor, pero gravarlos. México no puede continuar con la estructura fiscal actual; si no lo hacemos habrá más recortes y seguramente una baja en la calificación.

5. Diseñar un plan de incentivos locales para mexicanos, que impulse el desarrollo de nuevos negocios y existentes, así como beneficios fiscales a la inversión.

6. Amnistía a la repatriación de capitales.

7. Diseñar y difundir un plan, bien estructurado, que promueva el consumo interno y el turismo para mexicanos en nuestro país.

Como las descritas, hay cientos de acciones que podrían aminorar el daño que nos hará el lamentable presidente número 45 de EU. El nuevo viernes terrorífico ya no será el 13, sino el viernes 20.

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx