Mercados en perspectiva

Del enojo y la frustración al cambio

Estoy enojado y frustrado, como casi todo el mundo, siento rabia e impotencia cuando pienso en la clase política. Veo una apatía tremenda y vergonzosa respecto a lo que sucede. Dicho esto, me parece que fácilmente podría equivocarme al elegir a nuestros gobernantes. Es justo hoy —cuando faltan 20 meses para la elección— que hago un llamado a que todos estos malos sentimientos los transformemos en acciones de cambio profundo, que desde nuestra trinchera realicemos acciones que transformen nuestro entorno inmediato y a México.

No sé quiénes vayan a contender por PRI, PRD o PAN en las siguientes elecciones presidenciales, pero sí sé qué y a quién hay que vencer. Hay que vencer la ignorancia, el enojo, el sistema corrupto y el populismo. ¿Cómo vencerlos si los candidatos son todo lo anterior? Pues al proponer un verdadero cambio en la persona con el respaldo y apoyo de un partido político. Un candidato independiente sin el cobijo del aparato no va a ningún lado. La misma receta que en EU tuvo éxito, tratando de mejorarla desde luego, pareciera efectiva: un "no político de toda la vida", un "hombre o mujer del sector privado, trabajador y honesto" con el respaldo de una fuerza política; si no es así, no hay quien pueda vencer la amenaza que ya mencioné. Pero de nuevo, enojados y resentidos, no lograremos cambio alguno.

En cuanto a México y como sociedad, propongo un modelo con liderazgo hacia las dependencias y organismos de apoyo, cámaras y cúpulas para fomentar el consumo interno, mejorar el salario, consumir lo hecho en México y ayudar a la gente a exportar a otros países con los que tenemos tratados comerciales, y que por comodidad o falta de visión no habíamos considerado. Gastar en México, anteponer el interés del país a los hábitos externos, unirnos y solidarizarnos ante la adversidad nos traerá mucho bien. ¡Cómo admiro eso en la comunidad judía!..., la manera en que se ayudan para procurar bienestar. Buscar a mi familia, amigos y conocidos, para que mañana ellos y yo estemos mejor, parece ser la clave.

Nos queda apenas tiempo suficiente, este es el momento para darle vuelta al entorno adverso; no estamos blindados y no sortearemos el temporal haciendo nada. Estamos en un momento crítico, la oportunidad es ver hacia adentro primero, luego hacia nuestro entorno cercano y buscar beneficiar a un amigo, a un familiar... a un mexicano.

info@cism.mx
@juansmusi o www.cism.mx