Mercados en perspectiva

Más buenas que malas… noticias

La semana pasada continuó la entrega de reportes trimestrales tanto en Estados Unidos como en México; al final pensamos que el balance fue bueno. Lo anterior no quiere decir que esos informes hayan sido sobresalientes, ya que en general las utilidades disminuyeron casi 7 por ciento; sin embargo, más de 70 por ciento de las empresas tuvo reportes mejor a lo que se esperaba. En comparación con el trimestre anterior y al periodo de hace un año, hubo una desaceleración y menores utilidades. Destacan entre las ganadoras Amazon, Facebook y algunos bancos; en la parte negativa vimos a Netflix, Apple y ciertos bancos con exposición al sector manufacturero. Esta semana concluyen los reportes trimestrales con un sabor más dulce que amargo.

Las cifras económicas en China fueron mejor a las expectativas y apuntan a 6.3 por ciento de crecimiento, mismo que se antojaba difícil; la actividad manufacturera se expande, de igual forma que la economía de servicios.

En Europa, en términos generales, los índices manufactureros mostraron ligeros aumentos, son los casos de Alemania, Italia, España, Austria y Holanda; por otro lado sorprende por tercer mes consecutivo Francia, con información negativa. Además, preocupa que la inflación en Europa siga baja. En EU las cosas van bien. Las manufacturas siguen en zona de expansión. Esta semana se publica el empleo y seguro se cumplirá la expectativa de volver a generar 200 mil puestos de trabajo en abril, por lo que la tasa de desempleo permanecerá en mínimos.

El discurso de la Fed volvió a tener un tono suave, con ello se puede posponer el alza de tasas para septiembre y diciembre —en ambos casos con un incremento posible de 0.25 por ciento—; de acuerdo con los futuros hoy en día, la posibilidad de junio y julio luce reducida, a 11 y 28 por ciento de probabilidad; esto último ha permitido a muchas monedas ganar terreno frente al dólar: a 17.20 pesos, a 1.15 euros y a 106 yenes. En el entorno político, el candidato adverso a México y a los mercados sigue cobrando votos y victorias —ya suma cerca de mil votos, de mil 237 que necesita para tener la mayoría—; del lado demócrata, la señora Clinton parece será la contendiente. Aún no, pero pronto empezará a hacer ruido este tema en Wall Street.

El petróleo sigue estable, en un rango de 43 a 45 dólares el barril el West Texas Intermediate, y esto también ha “alegrado la fiesta”. La razón detrás de este aumento es el descenso en la producción de EU; este país ha desarrollado tecnologías de extracción en aguas profundas que tienen costos más altos, por lo que ha decidido cerrar algunas plataformas de manera temporal. No creemos que los precios puedan seguir subiendo mucho más.

La mejor noticia de la semana es de México, al anunciar un crecimiento de 2.7 por ciento para el primer trimestre, y que por primera vez excede los estimados; hay consumo fuerte a pesar de que la actividad en el sector energético es muy mala, al igual que existe una contracción en las exportaciones. De mantenerse estable el precio del petróleo, en un futuro cercano México puede tener revisiones de crecimiento al alza, ¡ojalá así sea!

El balance de inversiones financieras en el país este año es negativo. En Udibonos estamos en ceros (neutral); en bonos M, o de largo plazo, el flujo es positivo por 81 mil millones de pesos; en Cetes el flujo es negativo, lo que significa salidas de 144 mil millones de pesos.

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx