Mercados en perspectiva

¡Continúa la buena racha!

Siguen las noticias positivas para México. El peso lo constata con una apreciación que ha llegado a niveles de 18.85 por dólar; las tasas de interés seguramente aumentarán hasta diciembre; y el ruido que tenía el mercado por un alza adicional prácticamente ya ha desaparecido.

El Banco de México hizo su tarea de subir la tasa 0.50 y con ello logró apoyar, en parte, a nuestra moneda; es muy difícil evaluar en este momento qué tan acertado fue elevar los rendimientos y el impacto sobre nuestra deuda, ya que el escenario de no haberlo hecho es desconocido y solo al dejar pasar más tiempo podríamos juzgar si fue oportuno el movimiento del banco central.

Desde mi punto de vista creo que fue necesario para evitar que más recursos salgan de nuestro país; el precio adicional que tenemos que pagar por el servicio de la deuda es manejable, aun con lo comprometido de las finanzas públicas.

Otra buena noticia que ha continuado en el camino correcto para México es el de los precios del petróleo que han seguido al alza, a pesar de que ayer registraron una ligera baja (la mezcla de referencia WTI), que lleva más de una semana cotizando por arriba de los 50 dólares por barril, lamentablemente esta expectativa de que la OPEP tenga la voluntad de congelar o bajar la extracción del crudo sigue siendo especulativa, ya que no se ha formalizado el acuerdo, y aunque hay optimismo para que a finales de noviembre en una nueva reunión —de dicha organización— se firme y formalice, la moneda sigue estando en el aire; sin duda, esto también ha contribuido a la pequeña apreciación del nuestra moneda.

Asimismo, ha ido en dirección correcta la elección para presidente de EU, donde el impresentable de Trump, después del segundo debate, continúa perdiendo popularidad y la posibilidad de ganar.

Esta es sin duda, hoy, la variable más sensible para el peso mexicano; también ha ido en la dirección que queremos. En pocas palabras, si estas noticias se consolidan y se hacen realidad, muy probablemente el año termine con un dólar cercano a 18.50 pesos o incluso ligeramente por debajo; si estas noticias se ratifican y se extienden a 2017, no descartaría ver un dólar cotizando por debajo de 18 pesos.

Por último, le comento que comienza la última temporada de reportes de las empresas que cotizan en bolsa, y mi expectativa es ver mejores números a los esperados, pero, en términos generales, ligeras disminuciones en ventas y utilidades.

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx