Mercados en perspectiva

Estados Unidos lo complicó más

El escepticismo, miedo e incertidumbre continúan; las variables, las mismas, pero ahora se intensifica o fortalece el miedo sobre la desaceleración de EU.

El dato del viernes pasado en donde la nómina no agrícola arroja una cifra de 150 mil empleos creados en enero —por debajo de los 200 mil que se estimaban—, intensifica la teoría de que la desaceleración en el país más fuerte del mundo es una realidad.

Este año se prevé que EU crezca entre 2.4 y 2.6 por ciento, la desaceleración significará cualquier cosa por debajo de este nivel y la recesión será si se dieran dos trimestres consecutivos con crecimientos negativos, escenario que hoy se antoja remoto.

Para México esto no es bueno, por enumerar algunos factores negativos: presupuesto muy ajustado, bajos precios del petróleo, moneda débil y el principal aliado comercial, bajando el ritmo.

Seguimos cautos, y a la vez optimistas; creemos que el precio del petróleo está cerca de tocar fondo, que China crecerá menos (pero arriba de 6 por ciento, además de que la autoridad monetaria posee gran cantidad de reservas que puede utilizar para incentivar la actividad económica).

También tenemos la seguridad de que EU crecerá menos, pero lo hará por arriba de 2 por ciento.

Desafortunadamente 2016 ha iniciado mal y no creemos que sea un buen año, pero definitivamente no estamos viendo un escenario de crack bursátil o una recesión global.

Los asuntos económicos dominarán la escena, mismos que mencioné; sin embargo, también la política hará de las suyas abonando al malestar; o bien, puede ayudar a componer las cosas.

Los eventos más relevantes en este sentido y como parte de la agenda global son:

1.- Elecciones presidenciales en EU.- Esperamos que ganará el candidato demócrata.

2.- Referendo a la salida de la Unión Europea del Reino Unido.- Pensamos que no se saldrá.

3.- Definición del gobierno español.- Tendrán que unir fuerzas los partidos de siempre para vencer a las nuevas corrientes.

4.- Elecciones en México.- Hay 12 estados con elecciones estatales; probablemente habrá sorpresas y coaliciones, pero nada que pueda cambiar o complicar más el esquema.

Cabe mencionar que los reportes de las empresas que cotizan en Bolsa, tanto en EU como en México, siguen siendo mayoritariamente favorables; asimismo, es importante comentar que no hubo movimientos ni acciones de política monetaria, en EU y México.

Probablemente no veamos cambio en este rumbo hasta mediados de año; aumentar la tasa en este contexto estaría fuera de lugar y tiempo.

Seguimos pensando que el peso —y muchas otras monedas— están subvaluadas frente al dólar; los mercados bursátiles son buena oportunidad a largo plazo; recomendamos alejarnos de los bonos y de las tasas de mediano y largo plazo ya que éstas han bajado mucho y muy probablemente estén cerca de tocar piso; invertir en ellas, ante un probable escenario de rebote, las hace poco atractivas.

No puedo dejar de comentar los recientes cambios en el gabinete; obedecen a que se prevé una situación presupuestal complicada.

Más recortes y mayor disciplina en el gasto será nuestra historia en 2016, al igual que en 2017. Pemex requiere de un programa serio de restructura y de asignación correcta de recursos, amén de los retos de cara a la apertura del sector.


info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx