Mercados en perspectiva

Regresa el optimismo a los mercados

A lo largo de julio, los mercados en términos generales han tenido un desarrollo positivo, y quiero enfatizar esto porque a finales de junio la perspectiva era muy negativa. Recordemos que antes de terminar el primer semestre se llevó a cabo el “referéndum” en Gran Bretaña,  y para sorpresa de los mercados el resultado fue justo lo que nadie quería; la mayoría de los votantes ingleses decidieron salirse de la Unión Europea, a todas luces una decisión que tendrá efectos negativos para ese gran país.

Quizá porque la sorpresa fue enorme, las primeras reacciones en el entorno financiero internacional fueron muy malas; los capitales buscaron refugio en los activos más seguros, lo que trajo como consecuencia la revaluación del dólar contra la mayor parte de las monedas de los países en desarrollo. El peso rebasó los 19 pesos por dólar, al igual que se debilitaron el real brasileño, el peso colombiano, etc... Por supuesto el euro también se devaluó, y como era lógico la libra esterlina vio su peor cotización en los últimos 30 años. Además del dólar, una moneda que se fortaleció enormemente (5 por ciento) fue el yen japonés; en el caso de México, unos días después del “referéndum” británico, Banco de México  tuvo su junta de política y decidió subir la tasa de interés de referencia 50 puntos base. Estoy seguro que si esa reunión hubiera sido 10 o 20 días después, el alza habría sido de la mitad;  o a lo mejor el banco central,  no habría modificado nada.

Una semana más tarde, ya en julio, los mercados racionalizaron la decisión inglesa y se dieron cuenta de que, si bien es cierto,  la opción no era buena —cuando menos en el corto plazo—,  ésta no tenía la fuerza para ocasionar una recesión en Europa y mucho menos en el mundo.

Otras noticias que se han dado este mes es que la economía de EU crece conforme a lo previsto, y China anunció que su PIB en el segundo trimestre fue de 6.8 por ciento, arriba de lo estimado. También se tiene que mencionar que los resultados de las empresas enlistadas en la Bolsa de Nueva York han sido buenos; 66 por ciento de las que componen el índice Standard & Poor’s han sido mayores a lo estimado.

Por último, la Fed en su reunión monetaria de ayer, no modificó la tasa de interés, pero de su comunicado se desprende que es muy probable que sí se dará un incremento, por lo menos, en la última parte del año.

info@cism.mx

@juansmusi

www.cism.mx