Mercados en perspectiva

Recortes para una mejor salud financiera

Es necesario hablar sobre el proyecto de presupuesto y las proyecciones que recientemente presentó el gobierno mediante la Secretaría de Hacienda.

En primer término comentaremos las expectativas de crecimiento económico, que se ubican entre 2.6 y 3.6 por ciento para 2016 y 2017; en segundo término, las estimaciones para el tipo de cambio son de 17.50 pesos por dólar en 2016 y de 17 unidades para 2017.

De la misma manera —quizá este sea hoy el elemento más importante—, la proyección para la mezcla mexicana de petróleo es de 25 dólares el barril en 2016 y 35 en 2017. También es importante considerar que se prevé una inflación moderada de 3 por ciento para 2016 y 2017.

Lo más relevante, y donde más atención debemos poner, es en los recortes que se anuncian; el que ya conocemos para 2016 es de 130 mil millones de pesos, y uno adicional por 170 mil millones de pesos para 2017, para un total de 300 mil millones de pesos en dos años.

Es conocido cómo se aplicará el de 2016, donde 30 mil millones serán reducidos del gasto corriente entre la Federación y los estados, así como 100 mil a Pemex; los detalles de las disminuciones para 2017 no se tienen, pero seguramente los conoceremos en el próximo paquete económico 2017, a más tardar en septiembre de este año.

Me anticipo a pensar que la mayor parte del ajuste también lo asumirá Petróleos Mexicanos. No es buena noticia, nunca lo ha sido hablar de recortes porque éstos implican una menor derrama económica y un ajuste a las finanzas públicas, que a todos los mexicanos nos duele y cuesta.

Sin embargo, ante la difícil situación de las finanzas públicas es el mejor camino, ya que las otras dos posibilidades de tener un mayor ejercicio del gasto están descartadas: alza o nuevos impuestos, y que el país emita más deuda. Lo más interesante de este plan es que, ante todo, los números que se presentan, así como las estimaciones, me parecen realistas, y de concretarse lograríamos bajar el déficit público o el nivel de endeudamiento del país.

Me parece que lo más importante, detrás de esas dolorosas medidas que se harán, es mantener la salud financiera del país, y aún mejor, bajar el nivel de endeudamiento a mediano y largo plazos, lo cual redituará en mayor inversión y confianza en nuestro país.

Como comenté antes, el dato más relevante a seguir en esas proyecciones es el precio promedio del petróleo; ojalá veamos buenas noticias provenientes de Qatar, donde el 17 de abril los miembros de la OPEP y algunos otros países invitados (entre ellos México), y logren un acuerdo para congelar (o en el mejor de los casos) recortar los niveles de producción de hidrocarburo, y con ello darle una mayor estabilidad al energético.


info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx