Mercados en perspectiva

Mejora transitoria

Hemos hablado mucho de volatilidad, y seguimos en medio de ella; hace un par de semanas todo era negativo, y en los últimos diez días las cosas han mejorado sensiblemente. Es un hecho que el rumbo no es definitivo y que la situación seguirá presente un rato más.

Vamos a repasar la agenda hacia adelante, y veamos cómo los eventos pueden mejorar o empeorar el entorno. En primer lugar esta semana tendremos la reunión del Banco Central Europeo, en donde los anuncios que haga su presidente, Mario Draghi, marcarán una nueva tendencia en la eurozona que desde que inició el año ha sido una región que nos gusta; hay que recordar que el Banco Central inyecta al mercado —a través de impresión de dinero— 60 mil millones de euros para recomprar bonos, estrategia que ha funcionado a medias ya que la inflación sigue siendo muy baja y el principal objetivo de esta iniciativa es justamente incrementar la misma. Algo que puede aportar certidumbre y un mejor entorno a los mercados es el que se ampliara el anuncio de los estímulos de 60 mil millones mensuales a 70 mil u 80 mil; otro recurso que tiene este banco, pero que creo no usará, será el de hacer más negativas las tasas de depósito que son de -0.10 por ciento. Si no se anuncian mayores estímulos, sin duda será una decepción para el mercado; este ingrediente aportará a dicha volatilidad.

Otro evento que tiene una gran relevancia y que sin duda tendrá un gran impacto para bien o para mal, es el de la reunión que sostendrán los miembros de la OPEP y otros países productores de petróleo el 20 de marzo en Rusia. En esta reunión se ratificará el acuerdo de congelar los niveles de producción y extracción de crudo a los registrados en enero; si este acuerdo se respeta, tendrán que convencer a Irán —que recién se incorporó a la producción mundial del energético—, para adherirse a dicho pacto y que sacrifique su capacidad productora en pos de un mercado petrolero de precios más estables; lo que sería más benéfico para el mercado, no solo por congelar sino por disminuir los niveles de producción. Esto no solo estabilizará al mercado petrolero sino que subirá sustancialmente los precios, la probabilidad de que este hecho ocurra es muy baja, porque lo que los árabes no quieren que los incrementos sean tan importantes que incluso permitan reactivar muchos pozos que tienen exploración profunda y que han tenido que cerrar porque no son rentables; es decir, los árabes no quieren revivir nuevos productores que tienen costos de extracción más altos.

Sin tener un calendario específico, hay posibles anuncios por parte de la autoridad monetaria china, para estimular una economía que debe crecer entre 6.5 y 7 este año; lo que el mercado no cree, ya que piensa que la desaceleración de la segunda economía más fuerte del mundo es mucho mayor.

Por último vale la pena comentar que aunque no aporte volatilidad, la contienda electoral en Estados Unidos cada vez preocupa y ocupa más espacios; esto debido a un candidato que no se le asignaba posibilidad alguna para ganar, mismo que cada vez se fortalece más. Este aspirante definitivamente no es el favorito de los mercados; es importante mencionar que aún falta mucho para las elecciones definitivas, pero hay que señalar que existe la probabilidad de que en el entorno político de la mayor economía del mundo se compliquen las cosas.


info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx