Mercados en perspectiva

Tregua de Semana Santa

La semana pasada fue muy tranquila. Entre el día festivo del lunes y la Semana Santa prácticamente hubo una jornada y media hábil, por lo que los mercados internacionales transcurrieron con bajo volumen y relativa calma.

Desafortunadamente el "evento" fue el nuevo acto terrorista de ISIS —ahora en Bruselas, Bélgica—, atentado que cobró más de cuatro decenas de vidas y más de 140 heridos. En materia de mercados hubo afectaciones en el corto plazo, pero en general predominó el comportamiento positivo; de la misma manera, fue una semana en la que prevaleció la baja en el precio del petróleo, pero de manera moderada; este movimiento detonó una ligera apreciación, de nuevo, del dólar frente al resto de las monedas.

Esta semana será sin duda importante para ver y oír de nuevo a la Fed, ya que el viernes se conocerá el dato del trabajo, cuántos empleos se crearon en marzo. Al igual que en ocasiones pasadas, si el número sale fuerte, por arriba de 200 mil plazas nuevas, será otra vez un posible detonador para que la Fed reviva la posibilidad de alza de tasas en junio; aunque en abril hay reunión, no pensamos que ahí ocurra algo, pero sí podría cobrar fuerza que dicho evento se dé en junio para aumentar 0.25 por ciento. Por otro lado, si la cifra es débil, se fortalece la teoría de solo un alza en todo el año y probablemente sería en octubre o noviembre. Se espera un fortalecimiento o debilidad del peso; si es fuerte y reaviva la posibilidad de alza pronto, el peso se devaluará un poco; por el contrario, si la nota es mala, el peso podrá apreciarse. Seguimos pensando que el peso se mueve de manera más sensible hoy contra el petróleo que contra cualquier otro indicador. Esta semana también ha habido avisos sobre la economía en EU, mismos que indican un fuerte ritmo.

Continuamos a la expectativa de lo que pueda ocurrir en la OPEP en torno a lo que se hará con la producción mundial; asimismo, seguiremos pendientes de las finanzas públicas en México y del ritmo de nuestra economía, que seguramente mostrará un menor ritmo por el periodo vacacional de Semana Santa.

Predominan mejores noticias que contribuyen a mercados alcistas, soportados por un buen ritmo de la economía; sin embargo, esta recuperación sigue pareciéndonos muy frágil.

De acuerdo con la referencia que el viernes se dé acerca de la nómina, si ésta es muy buena o muy mala, y si a la misma se agrega un movimiento de consideración en los precios del petróleo, podríamos ver mercados fuertemente alcistas o bajistas; si entre sí estas noticias son buenas y malas, el comportamiento será moderado o lateral.


info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx