Doble Fondo

Un solo independiente en 2018, o se chingó la cosa…

Estaban en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en diciembre pasado. Eran como rock stars: la gente se les acercaba para pedirles que les firmaran libros, para rogarles que posaran en sus selfies del recuerdo, o simplemente para tocarlos, para mirarlos de cerca. Eran los independientes. Ahí estaban Jorge G. Castañeda, ex canciller; Jaime Rodríguez, El Bronco, gobernador de Nuevo León; Manuel J. Clouthier, diputado federal; y Pedro Kumamoto, diputado local en Jalisco. Discurrían acerca del 2018 y de la posibilidad de que haya un candidato independiente a la Presidencia de la República.

De entrada afirmaban que el hartazgo hacia la partidocracia es lo que ha hecho que la gente vote por candidatos independientes. "El sabor rancio" de la aristocracia política nacional que huele a corrupción, apuntaba Castañeda.

—Es el encabronamiento colectivo... —decía muy a su estilo El Bronco.

—¿Cuándo han visto que un puerco suelte una mazorca? —señalaba Clouthier, el hijo de Maquío, citando a su padre.

Sin embargo, advertía Castañeda: "No somos panaceos". Lo secundaba Kumamoto, quien le daba una repasada a El Bronco:

—No vendrá una sola persona a salvar a 120 millones de personas. Nada de salvador o salvadora de la patria...

—El chiste no es cambiar amos, sino dejar de ser perros (Clouthier tundía al neoleonés y, de paso, a Andrés Manuel López Obrador): soy creyente pero chingo a mi madre que no viene el Salvador en el 2018. Desconfíen de aquel obsesivo de su propio proyecto...

En días recientes he publicado entrevistas con tres de los destapados para una candidatura presidencial independiente en 2018: Castañeda, el periodista Pedro Ferriz de Con y el izquierdista Gerardo Fernández Noroña. También con Margarita Zavala y Miguel Ángel Mancera, quienes coquetean con la vía independiente. Tienes diferentes propuestas de políticas públicas, unas progresistas, liberales, y otras conservadoras, pero en lo que sí coinciden todos es en que, o se ponen de acuerdo y vencen sus egos y codicias, a fin de que haya un solo candidato independiente, o ya se jodieron. En palabras de Castañeda:

—Ya se chingó la cosa si es que hay más de uno. Ahora, ¿cómo armar un proceso del cual emane una sola candidatura? Es muy difícil porque hay egos, hay intereses, hay gente que puede pensar: "A ver, yo sé que no voy a ganar, pero tengo una causa, equis causa, y yo quiero llevar mi causa hasta el mero final". Esa persona con esa causa a lo mejor solo saca dos, tres, cuatro por ciento, pero esa puede ser la diferencia en la elección...

Pues eso: o se ponen de acuerdo, o ese porcentaje de arriba de 30 por ciento que hoy declara en las encuestas que votaría por un candidato independiente se dispersará. Y se habrá terminado la aventura. Chingado la cosa, para la euforia de PRI, PAN, Morena y PRD...

jpbecerracostam@prodigy.net.mx
twitter.com/@jpbecerraacosta